Rafael Hernando (PP) amenaza con escraches: “La gente está harta, y esto es solo el principio Ábalos”

Rafael Hernando (PP) amenaza con escraches: “La gente está harta, y esto es solo el principio Ábalos”

No son pocos los dirigentes del PP que han criticado a PSOE y a Podemos por las quejas por los escraches a José Luis Ábalos, Irene Montero y Pablo Iglesias. De este modo, también han recordado que altos cargos populares también sufrieron estas protestas durante el mandato de Mariano Rajoy.

De hecho, han dicho que el propio líder de la formación morada los calificó como “jarabe democrático”. Rechazan esos escraches pero afean que los socialistas no se pronunciaran entonces cuando eran los “socios” del Gobierno quienes los promovían.

Del lado de la izquierda, ha sido Adriana Lastra, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso quien se manifestó primero, en su cuenta de Twitter. “Acosar e intimidar a ministros de España y a sus familias es lo que algunos entienden por ‘libertad’”, ha dicho.

Algo más tarde, Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Unidas Podemos, definía un escrache como una “concentración de gente humilde a la que le han quitado la casa y dejado en la ruina una panda de ladrones de cuello blanco”. “Lo de anoche: Concentración de pijos pudientes y maleducados y algún que otro simpático neonazi”, rezaba su tweet.

Del lado popular, uno de los más agrios ha sido Rafael Hernando, senador por Almería y miembro de la Mesa en el Senado. El también ex diputado por Almería ha escrito en Twitter que ve al PSOE y a Unidas Podemos “un poco nerviosos por las manifestaciones”.

“Pero es lo que han provocado con su incompetencia, su prepotencia, su negligencia y sus mentiras”, proseguía, para terminar amenazando. “La gente está harta, y esto es solo el principio Ábalos”, reza el mensaje.

Rechazo a los escraches, pero justificados

Por su parte, Alfonso Serrano, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, ha criticado las palabras de Echenique y les ha dado su particular significado. “Escrache legítimo es lo que diga Podemos, resto fachas”. ¿A que así está más claro?”, ironizó.

Marga Prohens, diputada popular por Baleares, ha remarcado que no le “gustan los escraches”. Ella misma ha sufrido uno en un centro comercial. “No me gusta que se rodee la casa de políticos y sus familias. Ni ahora ni cuando ‘el miedo va a cambiar de bando’. Ni se me olvidará la cara de la ‘señora’ que me increpó fuera de sí en un centro comercial delante de mi hijo de dos años muerto de miedo”.

“Los escraches son un mecanismo democrático para que los responsables de la crisis sientan una mínima parte de sus consecuencias”, fueron palabras de Iglesias en defensa de estas manifestaciones ciudadanas.

Así se ha encargado de recordarlo Gabriel Elorriaga, ex secretario de Estado, en referencia a lo que el líder morado escribió en redes sociales el 12 de abril.

También han recordado lo del “jarabe democrático” Eloy Suárez, diputado del PP por Zaragoza, y Cristina Cifuentes, la ex Presidente de la Comunidad de Madrid y que también sufrió un escrache.

El primero afirma que al “campeón del escrache Pablo Iglesias no le gustaba el ‘jarabes democrático’ en Galapagar”. Agregó que “Pedro Sánchez lo protege con el escudo de la Guardia Civil. Otros los afrontamos sin nada. Seguro que la nueva realidad dirá que eso es prudencia, la vieja realidad lo llamaba cobardía”, han sido sus duras palabras.

Cristina Cifuentes se apunta al bombardeo

La segunda ironizaba. Subrayó que el hecho de que hubiera una “fila entera de coches de la Guardia Civil custodiando la casa de Pablo Iglesias en Galapagar”. “¿Pero los escraches no eran ‘jarabe democrático’?”, cuestionó.

Percival Manglano, ex consejero madrileño, se ha referido al escraches sufrido por Soraya Sáenz de Santamaría cuando era la vicepresidente del Ejecutivo. Así, añadía que “cuando el PSOE se queje de los escraches, recordad este frente a la casa de Soraya”, lanzó desde Twitter.

Por su lado, Esther Muñoz, ex senadora del Grupo Popular ha replicado a Lastra, no sin antes explicar que a ella le resultan “horribles” los escraches, pero “siempre”.

“Pero cuándo nos los hacían tus socios de gobierno a los demás te parecía maravilloso. Hipócrita”, espetó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *