Querella argentina: verdad, justicia y reparación

Querella argentina: verdad, justicia y reparación

El grupo de memoria del Parlamento Europeo ha difundido un comunicado en el que muestra su apoyo a la querella argentina de un jueza que acusa a Rodolfo Martín Villa de crímenes de lesa humanidad.

El Grupo rechaza las cartas presentadas por Martín Villa, en las que Felipe González, Zapatero, Aznar y Rajoy, apoyan al exministro de la Transición, según publica eldiario.es.

En la “Querella argentina”, la jueza Servini de Cubrini considera crímenes de lesa humanidad las cargas policiales de los San Fermines de 1978. Una persona resultó muerta y otras 150 heridas. También la masacre de Vitoria el 3 de marzo de 1976, que se saldó con 5 muertos y más de 100 heridos.

Rodolfo Martín Villa tendrá que declarar el próximo jueves desde la embajada argentina de Madrid por “delitos de homicidio agravado”.

El grupo de memoria del Parlamento Europeo que ha apoyado a la jueza Servini está formado por diputados de Anticapitalistas, Catalunya en Comú, los verdes, Esquerra Republicana, PNV, BNG, IU, Podemos o Junts pel Sí. El PSOE, aunque forma parte del grupo, no firma este comunicado.

Sin embargo, Martin Villa, no está obligado a declarar al estar, según la Justicia española que lo ampara, los delitos prescritos o amnistiados. Si lo hace será voluntariamente. A partir de entonces, la jueza Servini tiene un plazo de 10 días para decidir si lo procesa.

Los querellantes reclaman, verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo, y los primeros años de la transición.

Miguel Urbán, eurodiputado de Anticapitalistas, tiene claro el hecho de que una jueza tome declaración a un presunto responsable de violaciones de los derechos humanos. “45 años tarde y tras 10 años de investigación”, debería ser “la norma” y no “la excepción”.

La querella argentina investiga los posibles delitos cometidos durante el régimen franquista que están prescritos en España o amnistiados. No se pueden perseguir como de lesa humanidad, porque este tipo de crímenes se tipificaron a partir del año 2000.

Por eso, los querellantes se fueron a Argentina para intentar enjuiciar las muertes o persecución de sus familiares durante el franquismo al abrigo de la jurisdicción universal.

Los querellantes le atribuyen a Martín Villa responsabilidad por elevación en un total de 12 muertes a manos de policías, guardias civiles y grupos de extrema derecha entre 1976 y 1978. Piden que sea juzgado por un crimen de lesa humanidad, y en concreto, “genocidio con motivación ideológica”.

La querella argentina se dirige a otras 20 personas más, de las que siete ya han fallecido. Martin Villa fue imputado en octubre de 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.