¿Qué no se debe hacer en una jornada de reflexión?

¿Qué no se debe hacer en una jornada de reflexión?

Durante la jornada de reflexión previa a unos comicios o un referéndum, o sea, hoy, está prohibida la difusión de propaganda y también se prohíbe cualquier acto de campaña una vez que ha terminado la campaña electoral. Se extiende al propio día de las votaciones.

Así lo regula la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG), cuyo artículo 144 prevé sanciones desde tres meses a un año de cárcel o multa de seis a 24 meses para todo aquel que realice “actos de propaganda una vez finalizado el plazo de la campaña electoral” o infrinja las leyes en materia de carteles electorales y espacios reservados a los mismos, así como las normas legales que se refieren a las reuniones y otros actos públicos de propaganda electoral.

La jornada de reflexión comienza a las 00:00 horas del día previo a que se abran las urnas, de forma que los partidos están obligados a dejar descansar a los electores para que puedan decidir qué quieren votar, si es que quieren hacerlo.

Después de cuarenta años de democracia en España, esta jornada de reflexión puede resultar anacrónica en pleno siglo XXI, con internet y medios de comunicación globales, e, incluso, que se prohíba publicar encuestas desde el lunes de la semana electoral.

En muchos países se ve como una extravagancia, pero tuvo su razón de ser, cuando se armó el modelo electoral, durante la Transición y después de una larga dictadura, de forma que los legisladores prefirieron un sistema garantista.

En medio mundo democrático, estas medidas no existen, pero es cierto que, de un modo u otro, todos cuentan con leyes que garanticen la neutralidad en las horas previas a la cita electoral y durante el día de las votaciones.

En Francia está prohibido publicar encuestas, pero los periódicos belgas difunden sondeos. Lo mismo sucede en España con los diarios de Andorra. En Argentina, las leyes son más rígidas. No solo se prohíbe la propaganda electoral y las encuestas, sino que se persigue la venta de bebidas alcohólicas y los espectáculos públicos.

En Reino Unido y en Estados Unidos no existe limitación alguna. Incluso se puede pedir el voto y seguir haciendo campaña el mismo día de las votaciones.

1 thought on “¿Qué no se debe hacer en una jornada de reflexión?”

  1. La campaña más dopada del periodo democrático, con una Junta Electoral arbitraria que a horas del cierre prohibe el veto a periodistas por parte de un partido y cuando debería haber terminado, el día de reflexión Fernando Sabater se despacha con un artículo propagandístico en El País.
    Si no fuera por la urgente necesidad de tener Gobierno, propondría anular los resultados de las elecciones antes de proceder a la votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *