¿Qué hacía Abascal debajo de la estatua de don Pelayo?

¿Qué hacía Abascal debajo de la estatua de don Pelayo?

Previamente, visitó la Santa Cueva de Covadonga.
Uno de los primeros lugares a los que ha acudido en el inicio de la campaña electoral Santiago Abascal, candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno, ha sido a la estatua de don Pelayo en Covadonga, en el municipio asturiano de Cangas de Onís. Antes, había visitado la Santa Cueva de Covadonga, donde se encuentra la Santina y donde hizo una ofrenda y pidió por España.

Acompañado de numerosos simpatizantes, recordó los versos del Himno de Covadonga: “Nuestros padres sus ojos a TI volvieron y una patria en tus ojos adivinaron”. Recordó, así, el inicio de la Reconquista en el 722, precisamente en la batalla de Covadonga. Bajo la estatua del que fuera primer rey asturiano, Abascal dijo haber preferido este lugar como inicio de su campaña por el “potente simbolismo” del lugar.

También, de ahí, que otros compañeros de partido estuvieran en Burgos bajo la estatua de El Cid o en Gerona bajo la de Mariano Álvarez de Castro. “Sabemos que hay quienes se ríen de estos simbolismos o creen que no tienen importancia”, señaló. Luego, recordó que hace unos días Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, exigió a los españoles que pidieran “perdón” por “la gran obra de la Hispanidad”. Añadió: “El otro día una mezquita de Sevilla decía a nuestro Rey que tenía que pedir perdón por la Reconquista; y nuestros líderes políticos han permanecido callados y avergonzados”.

En consecuencia, su presencia en la localidad asturiana es para decir que “la historia importa” y que no se avergüenza de reivindicar los símbolos: “Nunca vamos a pedir perdón por las obras de nuestros mayores, las vamos a tener como guía de lucha y de unos valores asentados en el sentido común”.

El líder de Vox defendió la unidad de España diciendo que “no es negociable”, y auguró que España se va a teñir “de rojigualda, no de rojo como dijo el presidente del Gobierno; para representar a la buena gente, porque el que no es buena gente es quien, para acceder al poder, pactar con los enemigos de España, con los separatistas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *