¿Qué cena de Nochebuena recomiendan los dietistas?

¿Qué cena de Nochebuena recomiendan los dietistas?

Entre tres y cinco kilos más pesarán los españoles cuando terminen las Navidades.
Según datos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, IMEO, publicados por El Español, la cena de empresa, comidas familiares, Nochebuena y reencuentros con amigos con motivo de las festividades navideñas serán los responsables de que pesemos más al final de ellas.

Más en concreto, la comida de Navidad aporta entre 2.000 y 2.500 kilocalorías, es decir, el contenido calórico de un día completo normal. Por ello, los dietistas aconsejan que se planifiquen los menús de los días más importantes, eligiendo platos menos caloricos, ligeros y digeribles, y haciendo un cálculo de las cantidades según el número de comensales, de forma que no se tiren las sobras en los días posteriores.

“Que sea Navidad no significa que tengamos que cometer excesos”, dice Laura Llorente, nutricionista del Centro Aleris. No obstante, indica que no hay que sentirse culpable por ello. “Es algo normal, un acto social y que disfrutar con la familia”. “Esa ingesta no va a arruinar todo el año”, señala, siempre y cuando se haga con moderación y el resto de los días se lleve a cabo una dieta equilibrada. por ello, su recomendación es mantener vacaciones activas, es decir, dar paseos para bajar las comidas.

La nutricionista hace hincapié en que “está muy bien la real food, pero la gente se siente culpable porque se come un trozo de turrón en Navidad, cuando el problema en realidad es que se coman una tableta de turrón de chocolate entera, no solo un pedazo”, pone como ejemplo.

Eva García, su compañera de consulta, indica que “no pasa nada porque el 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero te pases un poco, siempre que tengas una alimentación saludable el resto de días de Navidad”. Insiste en que lo importante es la planificación. “Lo que no puede ser es que la Navidad empiece el 1 de diciembre y termine el 31 de enero; debemos calcular qué día nos vamos a pasar y disfrutar de la comida socialmente”.

Así, Llorente hace una serie de recomendaciones respecto los platos que van a formar parte de la cena de Nochebuena y avisa: “Siempre nos olvidamos de las verduras que podríamos utilizar como entrantes o ensaladas para acompañar a pescados y mariscos”.

Por ello, para los entrantes, recomienda eliminar los embutidos de toda la vida cambiándolos por otros como el hummus. Pero si no se quiere, “priorizar”. “Si vas a tomar embutido, que sea de calidad, no nos dejemos llevar por el precio, no olvidemos que es un ultraprocesado”. Por tanto, para ir abriendo boca: vasitos de aguacate, mango, queso con langostinos, lombarda braseada con castañas, paté de champiñones y nueces o mejillones a la mostaza.

Respecto al plato principal, la dietista indica que “en estas fiestas se tiende a comer una carne más grasa, como el cordero y el cochinillo, que no es lo más saludable”. Además, señala que hay que tratar de evitar los pescados azules que son más grasos.

En función de las preferencias, Llorente recomienda: para los omnívoros, pechuga de pollo rellena de higos, solomillo al horno con ciruelas claudias, solomillo de cerdo con salsa de uvas o codornices asadas con naranja. Para los vegetarianos, seitán con piñones y ciruelas, Sol de Navidad con tofu, espinacas y mermelada de higos, calabacines rellenos o seitán relleno.

A la hora del postre, la nutricionista aboga porque evidentemente va a haber turrón y polvorones, pero hay que intentar meter fruta en el menú. Así, las sugerencias son: peras al vino, macedonia de frutas, tarta de manzana o sorbete de cava con naranja y limón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.