Putin ordena “una operación militar” en Ucrania

Putin ordena “una operación militar” en Ucrania

Con la excusa de una solicitud de ayuda de las autoproclamadas repúblicas del Dombass, Vladimir Putin, presidente de Rusia, ha ordenado “una operación militar” en esa región.

De este modo, parece confirmarse lo que la OTAN y Estados Unidos venían advirtiendo. Rusia pretende invadir toda Ucrania solo dos días después de ocupar militarmente Lugansk y Donetsk.

Al desplegar sus tropas por la región del Dombass, le bastará con cruzar la imaginaria frontera con el resto del territorio ucraniano. De hecho, al cierre de estas líneas se han visto tropas rusas avanzando desde el norte hacia la capital de Ucrania, Kiev. El objetivo sería tomarla rápidamente, derrocar al Gobierno legítimo de Volodimir Zelenski e instaurar un presidente títere.

En un mensaje en la televisión estatal rusa, Putin explica que “las repúblicas populares de Donbass se dirigieron a Rusia con una solicitud de ayuda. En este sentido, decidí llevar a cabo una operación militar especial”.

“Su objetivo es proteger a las personas que han sido objeto de abusos, genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”, añade.

Asimismo, el presidente ruso señala que Rusia se esforzará “por la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania”. Además, “por llevar ante la justicia a quienes cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de la Federación Rusa”, recoge la agencia TASS.

Obviamente, Putin miente. Si ya antes no se podía confiar en él, ahora menos. Además, olvida mencionar que Zelenski es judío y está a la cabeza del partido Servidor del Pueblo, una formación transversal, populista y multicomprensiva. O sea, patrañas las de Putin.

Para colmo, apunta que “toda responsabilidad por un posible derramamiento de sangre recaerá completamente en la conciencia del régimen ucraniano”.

Putin amenaza con su arsenal nuclear

Y advierte de que, siendo Rusia una potencia nuclear, “ningún potencial agresor debería tener dudas de que será derrotado por completo”.

A su vez, Putin insistió en que en sus planes no se contempla ocupar territorios de Ucrania, aunque ya lo haya hecho. “Las circunstancias requieren una acción decisiva de Rusia”, aseguró. Esa acción es invadir todo Ucrania. Lo siguiente será Moldavia y Rumanía en su loco sueño de reconstruir la Gran Rusia. No obstante, cabe pensar que no se habrá vuelto tan loco como para atacar territorio rumano, es decir, suelo de la Unión Europea.

De seguido, ha hecho un llamamiento a los militares ucranianos para que depongan las armas.

En ese sentido, el mandatario ruso señaló que “el destino de Rusia está en manos confiables de su pueblo, lo que significa que se lograrán los objetivos. La seguridad del país está garantizada”, concluyó.

Por su lado, al poco de conocerse el mensaje televisado, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha condenado la decisión de Putin. La ha calificado como un ataque “no provocado e injustificado”.

Asimismo, destacó que los socios y aliados “responderán de manera unida y decisiva”. “El presidente Putin ha elegido una guerra premeditada que traerá una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano” señala en un comunicado.

“Solo Rusia es responsable de la muerte y destrucción que traerá este ataque”, sentenció en el documento de la Casa Blanca.

Se espera una comparecencia del inquilino de la Casa Blanca tras su reunión de esta tarde con sus socios del G7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.