Puigdemont modera sus posiciones y pide un acercamiento al Gobierno de España

El ex president asegura haber estado siempre abierto a “aceptar otra relación” con España.
Así se ha manifestado Carles Puigdemont en una entrevista publicada ayer en un diario belga. “Estoy dispuesto y siempre lo he estado a aceptar la realidad de otra relación con España”, añadiendo que aún es posible una solución distinta a la independencia y que nunca se ha enfrentado a esta crisis con la idea de “independencia o muerte”, siendo todavía favorable a un acuerdo, achacando a los gobiernos del PP la falta de entendimiento. En esa misma línea, reconoce que el punto de inflexión se produce en 2010, cuando el Tribunal Constitucional anula varios puntos del Estatut de Cataluña como consecuencia de un recurso presentado por el PP. “El responsable del auge del independentismo es, en primer lugar, el PP”, aseveró.
En cuanto a las elecciones del 21 de diciembre, Puigdemont insiste en que el Gobierno debe responder si reconocería unos resultados en Cataluña en los que ganaran los independentistas. “Una nueva victoria mostraría que esta historia no es asunto de cuatro iluminados” y aseguró que en ese caso será necesario “sentarse de nuevo en la mesa de negociación”. Respecto a su posible candidatura en las elecciones afirma no querer “ser el candidato de un solo partido” y que “no sería candidato salvo si hubiera una agrupación y únicamente con el objetivo de bloquear el artículo 155 y de obstaculizar el retroceso democrático provocado por el Estado español”.

Críticas a la Unión Europea
Siguiendo el tono crítico, Puigdemont arremete contra la Unión Europea y lamenta que las instituciones no hayan asumido con España un discurso crítico, como sí lo hicieran con Polonia o Hungría. “Si hay abusos democráticos no es un asunto interno”, vuelve a criticar el expresident catalán, denunciando que la UE ha dictado a los Estados miembro lo que deben hacer sobre la crisis en Cataluña, por lo que cuestionó “para qué sirve” la Unión Europea, censurando su incapacidad para abrir un debate sobre las realidades diferentes de la Europa común, y afirmando que deben caber “Estado sin nación, naciones sin Estado o realidades regionales”.
Según explica, “no hay una reivindicación de un Estado identitario”, como sucediera en los nacionalismos del siglo XX. “Queremos construir un Estado moderno en el que la diversidad de lenguas sea posible”, añadió.

1 thought on “Puigdemont modera sus posiciones y pide un acercamiento al Gobierno de España”

  1. Puigdemont es un mentiroso.
    No obstante si ahora estima que hay salidas que no son la independencia bienvenido sea.
    El problema es que en un Estado de Derecho la ley hay que cumplirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.