¿Puede quebrar OHL?

¿Puede quebrar OHL?

Venderá activos por valor de 280 millones de euros.
La empresa OHL presentó ayer su nuevo plan de negocio a 2020. En él se contempla la reducción de costes de estructura a la mitad después de vender su negocio de Concesiones, por lo que podrá pagar un dividendo extraordinario, y anunció la venta de activos por valor de 280 millones de euros con el fin de soportar las salidas de caja que implicará su plan de reestructuración y los proyectos fallidos. Así, se concentra en la actividad de Construcción, según avanzo Juan Osuna, consejero delegado, que pidió “confianza y paciencia” a los inversores, para luego sostener que “dejar dinero ocioso en una compañía es una mala gestión”, refiriéndose al dividendo, y señaló que “nos quedan en torno a 1.000 millones de euros”.
Asimismo, la compañía prevé recuperar, por las reclamaciones de proyectos legacy o fallidos, en torno a los 208 millones y confía en que los planes de Canalejas, en Madrid, y Old War Office, en Londres, supongan una aportación de 150 millones. OHL envío a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, su nuevo plan de negocio en el que concreta que se centrará en la construcción y la promoción de concesiones, en especial en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. De este modo, las ventas alcanzarán en 2020 los 2.800 millones de euros, situando el EBITDA en torno al 5% y manteniendo el endeudamiento en niveles que permitan mantener el objetivo de deuda neta por debajo de cero. Excluyendo las Concesiones, las ventas de OHL en 2017 se cerraron en 3.216 millones de euros.

Una empresa más pequeña, pero rentable
Con el objetivo de llegar a ser una compañía “de menor tamaño, pero rentable” se impondrán criterios estrictos a la hora de seleccionar los proyectos, se venderán activos y se recortarán a la mitad los costes estructurales, para lo cual se abrirá un expediente de regulación de empleo que ya se está negociando con los sindicatos, que afectará a 196 trabajadores, 160 despidos y 36 reubicaciones. Se espera conseguir esa reducción para finales del primer semestre de 2019, rebajando los nuevos costes de estructura a entre 116 y 134 millones. Así, de los entre 48 y 57 millones de euros que supondrán los ahorros por la reestructuración en el negocio regular, entre 29 y 34 millones son ahorro de personal. A su vez, salir de operaciones no estratégicas supondrá un menor gasto de entre 57 y 68 millones de euros.
En la línea de venta de activos, la constructora espera ingresar 215 millones de euros, cuando se cierre, en el primer semestre, la venta de su participación en el complejo turístico de Mayakoba. Igualmente, por la venta de su filial checa ZPSV percibida 40 millones, cuando se materialice, también en la primera mitad del año, y ya en 2019 obtendría otros 25 millones al desprenderse de otros activos. El total de ingresos, unos 280 millones, servirá para que la compañía pueda hacer frente a los 100 millones de euros de su plan de reestructuración, los 118 millones que suponen los proyectos fallidos que se mantienen en cartera y los 50 millones de la actividad industrial. OHL perdió en el primer trimestre de este ejercicio 144,9 millones de euros, una cifra disparatada comparada con los 8,3 millones que ganó hace un año, debido, sobre todo, a que el valor de las coberturas contratadas para la venta de Concesiones sufrió variación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.