Las pruebas de que Trump se negó a detener la invasión del Capitolio

Las pruebas de que Trump se negó a detener la invasión del Capitolio

Sale a la luz una conversación en la que Kevin McCarthy, líder republicano en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, pidió al entonces presidente Donald Trump que ordenara a sus seguidores que suspendieran la invasión del Capitolio del pasado 6 de enero.

Así lo han confirmado fuentes del Partido Republicano a la cadena CNN. Según han relatado, McCarthy llamó a Trump en pleno asalto. Le pidió que utilizara su influencia sobre sus simpatizantes para que abandonaran el Congreso.

Lejos de colaborar, el expresidente estadounidense le censuró su falta de voluntad para disputar el resultado de las elecciones presidenciales. Unos comicios que, de acuerdo con las teorías conspiracionistas que sostiene el ex mandatario, le robaron los demócratas.

La conversación se desarrolló “a gritos”, admiten los congresistas republicanos presentes. Trump ha respondió a McCarthy diciéndole: “Bueno, Kevin, creo que esta gente está más molesta que tú por las elecciones”.

El líder republicano en la Cámara de Representantes de Estados Unidos explicó al ex presidente que sus seguidores estaban entrando por las ventanas. Llegó a reprocharle con un “¿Con quién te crees que estás hablando?”.

Así las cosas, los congresistas que presenciaron la conversación comprendieron que ese enfrentamiento que la prueba de que Trump no tenía intención inicialmente deparar la invasión del Capitolio. Muchos consideraron esa actitud como un “abandono de su deber presidencial”.

Uno de los consultados confiesa que el ex mandatario “nunca fue de un observador inocente. Respaldaba a los alborotadores”. A ello agregó que “cuando el pasado 13 de enero Kevin McCarthy aseguró que el presidente tenía su parte de responsabilidad en lo ocurrido, es que la tenía”.

Tras unas horas desde que comenzara la invasión del corazón legislativo estadounidense, Trump envió un mensaje en Twitter pidiendo a sus seguidores que se fueran a casa “en paz”. Se lo pidió su círculo de asesores más cercano.

Ninguno de los dos protagonistas de la conversación, ni sus equipos se han manifestado respecto a esta información de CNN.

Estas confesiones salen a la luz en pleno impeachment. Durante el proceso se han conocido vídeos inéditos del asalto grabadas por cámaras del interior y de policías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.