Primeras medidas: Biden obliga a ponerse mascarilla en los edificios públicos

Primeras medidas: Biden obliga a ponerse mascarilla en los edificios públicos

Habíamos anunciado que Joe Biden, presidente de Estados Unidos, firmaría sus primeros decretos en la misma tarde de su toma de posesión. Así, empezó a revertir varias actuaciones de Donald Trump, ex presidente estadounidense.

El mismo miércoles firmó sus tres primeros decretos, entre ellos el que obliga a llevar mascarilla en los edificios federales. “He considerado que con el estado en el que la nación está no hay tiempo que perder. Vamos a trabajar de inmediato”, anunciaba mientras entraba en el Despacho Oval.

Asimismo, dirigiéndose a los periodistas, señaló que “este será el primero de los muchos compromisos que vamos a tener aquí”.

Entre esos tres decretos firmados nada más tomar posesión, Biden firmó uno dirigido a garantizar la igualdad racial y otro para el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París. Esto último de tardará por lo -30 días en materializarse.

Así las cosas, calificó sus primeras acciones como “puntos de partida” para cumplir las promesas electorales. “Algunas de las acciones ejecutivas que voy a firmar ayudarán a cambiar el curso de la crisis de la COVID-19 y a combatir el cambio climático de formas que no hemos hecho hasta ahora”, adelantó.

Biden prevé firmar 17 órdenes ejecutivas en su primer día, de las cuales nueve derogan algunas de las medidas ordenadas por Trump. Por ejemplo, ha cancelado la salida del país de la Organización Mundial de la Salud. Para ello, ha nombrado al doctor Anthony Fauci jefe de la delegación estadounidense ante el organismo de Naciones Unidas.

En cuanto a la economía, mantiene la prórroga hasta el 31 de marzo de la moratoria nacional para los desalojos y ejecuciones hipotecarias. Tampoco se tocan los préstamos estudiantiles, cuya vigencia llega hasta el 30 de setiembre.

Biden paraliza varias megaconstrucciones

Ahora bien. Si cancelará algunas de las iniciativas de su predecesor, como el proyecto valorado en 8.000 millones de dólares para ampliar el oleoducto Keystone XL.

Con esa ampliación de casi 2.000 kilómetros, se pretendía transportar alrededor de 830.000 barriles de petróleo diarios entre Alberta (Canadá) y Nebraska.

Asimismo, Biden ha ordenado la revisión y revocación de, como mínimo, cien medidas decretadas por Trump acerca del medioambiente. Forma parte de las promesas electorales con el fin de impulsar políticas energéticas limpias.

Otra iniciativa ‘trumpiana’ que se paraliza es la construcción del muro, México. Igualmente, se para la ampliación de la ley de inmigración que firmó Trump y se cancelan las restricciones que prohibía la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de hasta siete países de mayoría musulmana.

No podrá, en cambio, derogar ninguna ley impulsada por la anterior Administración. Sin embargo, sí podrá reforzar la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Gracias a ella, aquellos que llegaron en situación irregular al país cuando eran niños pueden ahora regularizar su situación. Además, ampliará hasta junio de 2022 el aplazamiento de las deportaciones de ciudadanos liberianos en situación de peligro.

También es inminente que se reafirme el censo de aquellos que están en situación irregular con el fin de que a sean tenidos en cuenta cuando se redistribuyan los escaños en la Cámara de Representantes. Trump intentó cambiar este censo para conseguir una mayor representación en el Congreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.