“Primarias en Andalucía”, por Francisco Estepa Vílchez.

Francisco Estepa Vílchez.

En Andalucía empieza a reclamarse el proceso para la elección del candidato o candidata socialista que se enfrente a un posible adelanto de las elecciones autonómicas por parte de Moreno Bonilla (PP) en los próximos meses. Un proceso imperativo en el Partido Socialista y que algunos dirigentes ya están solicitando ante el escenario político y las maniobras que el Partido Popular pueda hacer para intentar volver a formar Gobierno en la Junta de Andalucía otra legislatura más, sabiendo que sus socios de Ciudadanos no obtendrán el resultado de hace 2 años.

A pesar de que el PSOE fue la fuerza política más votada en las elecciones autonómicas de 2018, Susana Díaz no obtuvo el respaldo suficiente en las urnas para volver a formar un gobierno de progreso después de 10 legislaturas y viene liderando la oposición frente al bloque de PP, Ciudadanos y el apoyo de VOX, desde entonces. Parece complicado que el resultado electoral del PSOE en 2018 pueda ser mejorado desde la oposición y con la misma candidatura, pero eso es una cuestión que decidirá la militancia socialista andaluza si finalmente se adelantan las primarias para elegir al candidato o candidata a la Junta de Andalucía, ya que el proceso para la renovación de la secretaría general del PSOE andaluz, que también dirige Susana Díaz, no se producirá hasta el próximo Congreso Ordinario a final de 2021.

Es cierto que uno de los factores que tuvo efecto en la victoria del bloque de la derecha, fue la alta abstención del 41,35% en 2018 y habría que buscar también las causas achacables al PSOE o a Susana Díaz en esa alta abstención después de casi cuatro décadas gobernando, pero desde luego que uno de los objetivos del próximo candidato o candidata socialista que elija la militancia, debería ser la unidad del partido y la movilización del electorado andaluz frente a las políticas del actual Gobierno autonómico de Partido Popular y Ciudadanos.

Las primarias para elegir candidato o candidata son un proceso en el que se debate sobre la persona cuya imagen ocupará el cartel electoral cuando llegue el momento y que deberá enfrentarse al resto de candidatos o candidatas de otras formaciones políticas para obtener el mayor número de votos y formar gobierno. No es una guerra de ideas o proyectos políticos, puesto que las ideas y el proyecto se definen en el seno del partido y por sus militantes a través de sus estructuras orgánicas que ahora no toca renovar, aunque algunos no lo entiendan así y pongan más fervor y pasión en las primarias internas para elegir candidato electoral, que en las elecciones contra otras fuerzas políticas.

Lo que sí que parece claro, es que una gran parte de la ciudadanía está esperando un rearme del Partido Socialista ante los grandes retos que Andalucía deberá afrontar en un escenario de reconstrucción después de la pandemia y las políticas de desmantelamiento del Estado del Bienestar durante esta legislatura. Para cualquier ciudadano no es aceptable que Moreno Bonilla (PP) presuma de superávit económico y bajada de impuestos a las grandes fortunas, cuando ha recortado en políticas sociales, educación o sanidad durante la mayor crisis sanitaria y social de los últimos 100 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.