El PP se inmola

El PP se inmola

La guerra ya es abierta en el PP. Lo era antes, pero había cierto disimulo. La comparecencia de prensa, sin preguntas, de Isabel Díaz Ayuso, la presidente de la Comunidad de Madrid, ha abierto la caja de Pandora.

En ella, la jefa del Ejecutivo madrileño ha cargado contra la Dirección Nacional del PP, acusándola de fabricar “presuntas corrupciones”.

A fin de cuentas, ha pedido la cabeza de Pablo Casado, a quien ha responsabilizado de filtrar las informaciones acerca de un contrato de mascarillas.

Hasta en tres ocasiones le nombró. Aseguró que esas filtraciones “provienen del entorno de Casado”, algo que “él no desmiente”.

Ayuso destacó que “no puede haber algo más grave que acusar a alguien de la propia casa, con responsabilidades de gobierno, de corrupción”, lamentó.

Acusó a la dirección del PP de “hacerlo sin pruebas metiendo por medio a mi familia que nada tiene que ver. La familia es lo más importante que tenemos”.

Hacía alusión al supuesto espionaje que habían encargado, presuntamente, altos cargos populares cercanos a Casado. El objetivo sería investigar al hermano de Ayuso por la adjudicación de un contrato público en abril de 2020, en plena primera ola de coronavirus.

“Que la oposición me ataque es lógico. Pero que lo haga la Dirección de mi partido porque quiero presentarme al Congreso del PP de Madrid es insensato”, ha llegado a decir. Y es que a Ayuso, como sucediera con Cristina Cifuentes, le han buscado unas ‘cremas’.

Dirigentes del PP crearon un dossier contra Ayuso

Además, la jefa del Ejecutivo madrileño apuntó que “distintos medios de comunicación han venido denunciando que dirigentes del PP están creando un dossier” contra ella.

Se la vincula “a algún caso de corrupción referido a mi familia”. Añadió que “esas noticias y a salieron publicadas. Fueron objeto de ataques sin éxito en la Asamblea de Madrid porque nadie concretó ninguna acusación porque eran meras habladurías”, destacó.

“El hecho de preparar un dossier no era para buscar ninguna verdad”, explicó. Lo era para desprestigiarla “personal y políticamente”.

Asimismo, defendió la legalidad del contrato. Una adjudicación hecha “en tiempos de pandemia cuando todas las administraciones buscaban mascarillas para la primera ola”, sostuvo.

A su vez, esgrimió que el contrato “está firmado y promovido por un médico que era el máximo responsable asistencial del Sermas. Fue fiscalizado por la Intervención General, se llevó a dación de cuentas al Consejo de Gobierno y está colgado en el Portal de Transparencia”, aclaró.

La Dirección Nacional popular reacciona

La réplica de la Dirección Nacional del PP ha llegado apenas una hora después de la intervención de Ayuso. Teodoro García Egea, secretario general de los populares, ha sido el encargado de sentenciar a la jefa del Ejecutivo madrileño.

Además de negar que hubieran encargado una investigación para espiar a la presidente de Madrid, lanzó serias advertencias a Ayuso.

En una rueda de prensa, esta vez sí con preguntas, García Egea anunció que los servicios jurídicos del partido estudian si proceden acciones legales.

Señaló que la dirigente madrileña había lanzado “acusaciones gravísimas, casi delictivas” contra Casado y toda la formación. Algo “nunca visto” en el partido.

Asimismo, adelantó que el Partido Popular abrirá un expediente informativo con el fin de “culminar las averiguaciones que se han llevado a cabo”.

“Con las conclusiones, nos reservamos las actuaciones oportunas”, apuntó. A su vez, avisó de que “se puede tener buen resultado electoral, pero eso no exime de rectitud y lealtad”.

Así, desde Génova, García Egea afirmó que su obligación es garantizar que el partido está “libre de toda sospecha”. Asimismo, que sus cargos están comprometidos con la “ejemplaridad y la transparencia”.

Como ya hemos publicado, tras conocerse un supuesto cobro de comisiones por un contrato sanitario entorno Ayuso, Casado la convocó “de forma inmediata”.

Investigación interna

Ya en octubre del pasado año se informó a la presidente madrileña de que se abría una investigación interna. “No prejuzga nada”, aclaró, sino que se enmarca en el “protocolo habitual”.

Tras confirmar que emplazaron a Ayuso para aportar más información, “hasta el día de hoy […] no hemos recibido ninguna aclaración”.

Posteriormente, el secretario general del PP ha criticado la campaña “masiva de ataques, calumnias e infundios” que ha recibido el partido.

En ese sentido, remarcó que “lo único” que reclama a la dirección del partido es “colaboración leal” y “aclaraciones” internamente.

Sin embargo, Ayuso ha lanzado “acusaciones gravísimas, casi delictivas”. “Nunca pude imaginar que se atacara de una forma tan cruel e injusta a un partido que le ha dado todo”, zanjó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.