El PP recorta distancias en el barómetro del CIS

El PP recorta distancias en el barómetro del CIS

El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de octubre señala que el PP reduce su distancia respecto al PSOE, que vuelve a situarse en cabeza.

Los populares se apuntan un 22,1% en estimación de voto, frente al 28,5% que se anotan los socialistas. Es decir, el PSOE cede un 1,1% en comparación con el barómetro de setiembre. Entretanto, el PP cosecha un 1 punto y seis décimas más que en el anterior sondeo.

Precisamente, esta encuesta se llevó a cabo coincidiendo con la Convención Nacional de los populares. Además, con el anuncio del acuerdo presupuestario de los dos socios de Gobierno y sobre la futura Ley de Vivienda. Asimismo, con la detención en Cerdeña de Carles Puigdemont y su posterior puesta en libertad sin medidas cautelares.

Por su lado, Vox cede seis décimas, pasando del 13,8% de setiembre al 13,2% del barómetro de ahora.

A su vez, Unidas Podemos sube en intención de voto y logra cinco décimas más que en el sondeo anterior. Por tanto, pasa del 11,3% al 11,8%.

Como quinta fuerza política se mantiene Ciudadanos, que, en cambio, cede cinco décimas, pasando del 6,5% a cosechar 6 puntos porcentuales.

Por último, Más País se anota un 3%, por lo que se deja por el camino tres décimas ya que en setiembre habría logrado un 3,3% de los votos.

Comparando con las elecciones de noviembre de 2019, el PSOE mejora medio punto porcentual. También el PP aumenta su porcentaje, pasando del 20,82% al 22,1%.

De las otras cuatro formaciones no regionalistas, tres se dejan décimas e incluso enteros. Es el caso del partido de Santiago Abascal, que cae del 15,09% de 2019 al 13,2% de este sondeo del CIS.

Parecido sucede con la formación de Yolanda Díaz, que mejora sus expectativas, pero que pierde un punto porcentual, del 12,84% del 10N al 11,8% actual.

Por su parte, el partido de Inés Arrimadas pierde casi ocho décimas pasando del 6,79% de entonces al 6% de ahora. El que sube es Más País de Íñigo Errejón, que en 2019 cosechó un modesto 2,08% de votos y ahora conseguiría un 3,1%.

Así, ninguno de los dos bloques conseguiría la mayoría suficiente para gobernar sin apoyos externos. Los grandes partidos de derechas sumarían un 41,3% de los sufragios, a lo sumo, un 41,7% con Navarra Suma.

Por su lado, el bloque de izquierda cosecharía un 43,3%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.