El PP llama «élite feminista» a los participantes en la huelga del 8 de marzo

El PP llama "élite feminista" a los participantes en la huelga del 8 de marzo

Ha enviado un argumentario interno a sus cargos para explicar su rechazo.
A través de este argumentario remitido a todos sus cargos, el PP argumenta que la igualdad no es sólo “algo de mujeres” y que la convocatoria de paro del 8 de marzo “es una huelga de élites feministas pero no de mujeres reales con problemas cotidianos”. Según los populares, actualmente el problema no es reconocer derechos sino “trasladar los derechos reconocidos al día a día de hombres y mujeres”. Reconocen que las mujeres renuncian a más cosas que los hombres, dedican dos horas más diarias al trabajo doméstico y que el 90% de las excedencias son de mujeres para el cuidado de hijos y mayores, asegurando que sólo habrá igualdad real cuando “los hombres ocupen ámbitos en los que antes sólo había mujeres”.
Sin embargo, se oponen a la huelga por considerarla “elitista” además de insolidaria con las mujeres autónomas porque “tienen un negocio y no lo pueden cerrar”, entendiendo que el paro convocado “pretende romper nuestro modelo de sociedad occidental”, gracias al cual en España, dicen, trabajan “más mujeres que nunca” y “a la cabeza en presencia en parlamentos nacionales”. A su vez, el PP tacha de “irresponsable” y “frívolo” el que se traslade a una huelga general la violencia de género después de haberse alcanzado un acuerdo por las fuerzas políticas: “Es el momento de la unidad y de la responsabilidad. No podemos llevar la violencia de género al ámbito partidista, por el bien de las víctimas”.
En el Congreso de los Diputados, el rechazo popular a la huelga ha provocado un duro rifirrafe entre Podemos y PP y Gobierno. Irene Montero, portavoz de la formación morada, ha acusado al Ejecutivo de “machista” por rechazarla y fomentar políticas que, a su entender, profundizan en la desigualdad de las mujeres. “La mujeres ya viven en una huelga a la japonesa diaria desde hace décadas”, reprochando lo dicho por Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, de que el 8 de marzo hará “huelga a la japonesa”, trabajando más horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.