El potencial de la Península para garantizar el suministro de energía

El potencial de la Península para garantizar el suministro de energía

Una de las conclusiones de la cumbre de los Veintisiete es la conveniencia de aprovechar, para garantizar el suministro de energía, el potencial de las renovables de la Península Ibérica.

Así lo acordaron este martes los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para reducir la dependencia de combustibles fósiles de Rusia.

“Aprovechar el potencial de la Península Ibérica para contribuir a la seguridad y suministro de la Unión Europea”, reza el documento de las conclusiones.

Todo ello gracias a la su “capacidad de producción de energía renovable”. Sin embargo, para garantizar ese suministro de energía es necesario mejorar las infraestructuras de interconexión de gas y electricidad europeas.

De este modo ha quedado plasmado para que se invierta en proyectos nuevos y proyectos por terminar. Eso incluye “el gas natural licuado (LNG) e interconexiones de electricidad y de gas preparadas para hidrógeno”, también los Estados miembros insulares.

En ese sentido, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, sostuvo que la UE debe financiar esas interconexiones.

Argumentó que han sido “los contribuyentes españoles” quienes financiaron las últimas décadas la capacidad de regasificación de la Península Ibérica.

Garantizar el suministro de energía para la independencia energética

Precisamente, esa capacidad puede suponer el punto de inflexión para lograr la independencia energética del bloque comunitario.

A ese respecto, Sánchez celebró que “se haya reconocido que tiene que ser la Unión Europea quien tiene que pagar esas interconexiones”.

España, a su vez, pondría a disposición del bloque su capacidad de regasificación y de producción renovable a través de esas interconexiones.

Precisamente por ello, la propuesta española es aprovechar los fondos REPower EU para acelerar las interconexiones con la Península.

Los mencionados fondos son la financiación de la nueva estrategia para diversificar las fuentes de energía europeas y reducir la dependencia de Moscú.

Dentro de esa estrategia se incluye el embargo parcial al petróleo ruso que este lunes vio luz verde por parte de los Veintisiete.

Por su lado, António Costa, primer ministro de Portugal, insistió en la “necesidad de concluir un programa de interconexiones entre Portugal, España” y el resto de Europa. Todo ello con el objeto de garantizar el suministro de energía al bloque comunitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.