Portugal toma las riendas de la inversión y el turismo internacional que pierde España tras la debacle de Catalunya

Francisco Villanueva Navas.

Por Francisco Villanueva Navas • @FranciscoVill87
Economista y periodista financiero

Todos y cada uno de los indicadores económicos publicados por los organismos competentes del Estado, Unión Europea y organismos internacionales, certifican la defunción de Catalunya como región próspera y vivero de empresas y emprendedores. Se acabó; los políticos de media tinta que eligieron los catalanes en las elecciones de 2015 la han hundido. Apenas quedan economistas que crean que hay un futuro próspero en una tierra sin perspectivas, sin empresas, sin recaudación propia, con un déficit en las balanzas fiscales de récord, con un turismo aterrado por la inestabilidad social (las imágenes de violencia se han expendido por todos los informativos del mundo), sin sede de la Agencia del medicamento, sin Mobile World, sin Codorniú, sin Caixa ni Sabadell….sin banca.
El paro no baja en esa tierra mientras que en Andalucía, baja a un ritmo el triple que allí, la facturación de los hoteles de Barcelona ya cae al 13% en octubre, el crecimiento de Catalunya ya es la mitad de Valencia….pero la pregunta que empieza hacerse desde que la independencia es ya oficialmente una ensoñación política inviable según Puigdemont, Forcadell, Junqueras….¿donde está yendo el dinero y el turismo que recibía Barcelona y Catalunya?.
El interés del mundo económico internacional por la crisis en Catalunya ha empezado a reducirse significativamente . En los mercados, la bolsa española se comporta en las dos últimas semanas igual que sus homólogas europeas, la prima de riesgo ha bajado a niveles previos al verano y la prima con Italia sigue 30 pb (por encima del bono español). Y los bancos, otrora catalanes, se han comportado mejor que sus competidores y han recuperado parte de la caída de la primera semana de octubre. La información sobre Catalunya ocupa las páginas de política de los periódicos internacionales, pero ha dejado de ser portada en los principales medios financieros. Sin duda, una excelente noticia que esperemos que dure, ya que la imagen de Catalunya sumida en el caos ha hecho un enorme daño reputacional que tendrá repercusiones negativas sobre la economía y el empleo durante años.
Los ojos del dinero internacional están puestos muy cerca de nosotros, en nuestro vecino Portugal y en su capital Lisboa. Está clarísimo el por qué, el dinero no sabe de colores políticos solo busca seguridad jurídica y estabilidad. Portugal tiene un gobierno de izquierdas socialdemócrata estable, que defiende la estabilidad presupuestaria y la necesidad de reducir la deuda, con un liderazgo fuerte de Antonio Costa, y las encuestas anticipan que tendría mayoría absoluta si hubiera hoy elecciones. Portugal tiene más problemas que España, más precariedad que España, más cicatrices de la crisis, pero ofrece más estabilidad que nosotros y, por primera vez en una década, es más atractiva para la inversión extranjera que España. Lisboa es la ciudad europea de moda ya que se beneficia del turismo que huye de la inestabilidad de Barcelona, su alcalde Fernando Medina (socialista) gusta frente a la bipolar podemita Colau; también de la inversión inmobiliaria que han espantado los independentistas y muchos innovadores europeos empiezan a mirar a Lisboa para desarrollar sus negocios.
No es muy alargador para España pero es un hecho que se ve en los datos de Eurostat: los flujos de capital positivos tienen etiqueta lisboeta y Portugal gusta cada vez más a los inversores……y al que suscribe….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.