¿Por qué un orgasmo puede provocar dolor de cabeza?

¿Por qué un orgasmo puede provocar dolor de cabeza?

Aunque no se conoce el motivo exacto, se considera que puede tener origen vascular.
Algunas personas, antes o durante el orgasmo, experimentan un fuerte dolor de cabeza que comienza de modo repentino y ocurre tanto en la masturbación como en las relaciones de pareja. Su sensación es similar a la de un trueno. Suele durar entre 5 y 15 minutos y, según un 75 % de las personas que lo sufren, se siente a ambos lados de la cabeza.

Una vez pasado el dolor, durante las horas siguientes o incluso días, puede permanecer una molestia continua como si fuese un latido. A diferencia de lo que ocurre en las migrañas, el dolor de cabeza que causa el orgasmo no viene acompañado de náuseas ni sensibilidad al sonido o la luz.

Desde siempre se consideraba como excusa a la hora del sexo, utilizada por mujeres y también hombres. Sin embargo, el aludido dolor de cabeza es algo realmente molesto y por el que el 40 % de la población puede verse afectada, como ha trasladado la OMS.

Se considera que su origen puede ser vascular aunque la medicina no ha dado aun con la causa exacta. El origen vascular estaría avalado por un argumento el cual desvela que puede ser resultado de una inflamación de los vasos sanguíneos en el cerebro como consecuencia del aumento de la presión arterial al producirse el orgasmo y al contraerse los músculos mientras la excitación sexual.

Esta cefalea sexual es más posible que la padezcan los hombres puesto que las probabilidades se cuadruplican. Es entre los 40 y 49 años donde radica la edad media en la que puede iniciarse esta dolencia y las personas con antecedentes de migrañas son más propensas a padecerlo, según ha informado Quo.

Estos dolores suelen desaparecer de modo espontáneo aunque hayan malogrado un buen momento. La International Headache Society ha explicado que en el 40 % de los casos suele ser persistente a lo largo del año siguiente. Puede tratarse con analgésicos sin receta, aunque es recomendable visitar al médico para descartar otras causas: infecciones, enfermedad en la arteria coronaria, aneurisma cerebral, hemorragia o un golpe. En estos casos habría otros síntomas como vómitos, náuseas o dolores en el cuello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *