¿Por qué ponemos el árbol de Navidad?

¿Por qué ponemos el árbol de Navidad?

El árbol de Navidad es uno de los elementos decorativos casi imprescindible en los hogares españoles y de toda Europa. También en América. Hasta hay concursos de decoraciones, o competiciones de altura.

Pero, ¿sabemos a qué se debe esta tradición? Tradicionalmente, para el árbol de Navidad suele emplearse una conífera de hoja perenne. Destacan las especies de abeto o también los árboles de pino.

Actualmente, se han popularizado los árboles artificiales, de plástico y otros materiales sintéticos. En cualquier caso, se suele decorar con bolitas de colores de cristal, luces, estrellas, campanas, lazos, espumillones o guirnaldas.

¿Cuál es el origen? Hay que remontarse a cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa. Descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, y adornaban un árbol no perenne.

Coincidía con la fecha próxima a la Navidad cristiana de la actualidad. Este árbol simbolizaba al Yggdrasil, el árbol del Universo. En su copa se encontraba Asgard, la morada de los dioses, y el Valhalla, el palacio de Odín.

Asimismo, en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Con la evangelización, los conversos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiando su significado.

Por otro lado, se cree que San Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, cogió un hacha y cortó un árbol que representaba al Yggdrasil. También pudo ser un árbol consagrado a Thor.

En su lugar plantó un pino, que, al ser perenne, simbolizó el amor de Dios, y lo adornó con manzanas y velas. Las manzanas representaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas simbolizaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Con el paso del tiempo las manzanas y las velas se convirtieron en las actuales esferas, luces y otros adornos.

Posteriormente llegó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol. Según la costumbre de la zona, esos regalos los envía San Nicolás, Santa Claus, Papá Noel o los Reyes Magos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.