¿Por qué no se entienden Rodríguez Uribes y Lozano?

¿Por qué no se entienden Rodríguez Uribes y Lozano?

Tensas relaciones entre José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deportes, e Irene lozano, secretaria de Estado para el Deporte. Detrás, establecer un protocolo común para la vuelta de las competiciones deportivas.

Si ya antes el diálogo entre ambos departamentos era complejo, la vuelta del deporte no profesional ha terminado por hacer saltar todo por los aires. Se acusan mutuamente de deslealtad.

La semana ha sido para Lozano, como máxima responsable del Consejo Superior de Deportes (CSD), especialmente complicada. Por una parte, la denuncia contra Javier Tebas, presidente de LaLiga, ante la Fiscalía por el caso Fuenlabrada.

Una querella impulsada por el Gobierno no sólo por el partido de fútbol que enfrentaría al Fuenlabrada con el Deportivo, encuentro aplazado por los casos de coronavirus en el primero de estos equipos.

Asimismo, por los vínculos personales que Tebas tiene con el club madrileño. Algunos de los jugadores del Fuenlabrada habían dado positivo antes de viajar a Coruña.

Por otra parte, los protocolos para el retorno de cientos de competiciones en pleno auge de los brotes de coronavirus. Finalmente se alcanzó un acuerdo a pesar de que la presidente del CSD había dado por rotas las negociaciones y por imposible el acuerdo.

Difíciles negociaciones con federaciones y autonomías

A lo largo de dos semanas, Lozano había encabezado unas difíciles negociaciones con federaciones, Comunidades Autónomas y ayuntamientos. Trataba de alcanzar un pacto para un protocolo común contra la Covid-19 que posibilitara el regreso de las competiciones.

El eje que complicaba la mesa de diálogo se centraba en la realización de pruebas PCR o serológicas a los deportistas. Algunas consejerías autonómicas se negaban a asumir el coste. La negociación marchaba bien y de manera constructiva por todas las partes.

En cambio, la secretaria de Estado para el Deporte, por sorpresa, lanzó un comunicado el pasado martes dando por imposible el acuerdo. En el documento, el CSD se desentendía de lo que pudiera pasar desde ese momento, abandonando a las demás partes a su suerte.

Rodríguez Uribes no contó con Lozano en varias reuniones con el COE

El diálogo se recondujo gracias a la intervención de Salvador Illa, ministro de Sanidad, y el propio titular de Cultura y Deportes. A su vez, Rodríguez Uribes había prescindido de Lozano en distintas reuniones decisivas con Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE).

Esto no sentó nada bien a la presidente del CSD, a pesar de que desde el organismo mantengan que el ministro no desautorizó a Lozano.

La cuestión es que ese ‘enfrentamiento’ viene de lejos. No hay comunicación entre ellos y se acusan mutuamente de ir cada uno a su aire.

No es el primer desencuentro entre Uribes y Lozano

De hecho, cuando la secretaria de Estado quiso nombrar a Joaquín de Arístegui director general de Deportes, el ministro fue de los últimos en enterarse. Posteriormente, el equipo de Uribes recordó a Lozano que es el ministro quien marca las directrices.

El caso es que ahora el CSD admite que las reuniones con las federaciones marchaban bien y que el clima era bueno. Sin embargo, desde el entorno de su presidente afirman que sobrevolaba la amenaza de una negociación eterna. De ahí el comunicado dando por imposible el acuerdo.

“Fue un órdago”, reconocen desde el máximo organismo regulador del Deporte. “Es cierto que el diálogo marchaba bien, pero sólo en parte. Había una amenaza de que esto se eternizase. Había comunidades mareando la perdiz”, señalan.

El CSD reconoce que fue un error

Fue un órdago y un error porque las federaciones sintieron el comunicado como un ataque, pese a que no era la intención de Lozano. Ante el clima de rebelión, sólo se podía reconducir el asunto con la intervención de Illa y del propio Uribes.

Así fue. Tras la conversación entre ministro de Sanidad y la presidente del CSD, se alcanzaba un acuerdo intermedio para solucionar la cuestión de las PCR.

Illa se comprometió a derivar el testeo al consejo interterritorial de salud. Él mismo, junto con los consejeros regionales, establecería las reglas. Lozano conseguía, a la postre, que las pruebas se realizaran a toda costa. Gracias a ese acuerdo en las próximas semanas arrancarán cientos de competiciones, ligas de primer nivel entre ellas.

1 thought on “¿Por qué no se entienden Rodríguez Uribes y Lozano?”

  1. A mi modesto entender la presidenta del CSD no está suficientemente capacitada para afrontar los retor que en estos momentos tiene. Lo de la Liga, Federación de futbol y CSD, pareció un sainete, y no tuvo redaños para poner a Tebas en su sitio. Premió a los que hicieron las cosas mal y castigó quién acató la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.