¿Por qué May ha cambiado de ministro del Interior?

¿Por qué May ha cambiado de ministro del Interior?

Amber Rudd dimite y le sustituye Sajid Javid.
Después de conocerse que Amber Rudd había planteado cuotas de deportación de extranjeros, se vio obligada a dimitir y Theresa May a nombrar nuevo ministro del Interior, designando a Sajid Javid, hasta ahora ministro de Comunicaciones y Gobierno Local y había ocupado la cartera de Cultura y Empresa con el Gobierno de David Cameron. A Javid le sustituye James Brokenshire, que fue secretario para Irlanda del Norte.
Del nuevo titular de Interior, de origen paquistaní, se dice desde Downing Street que ha demostrado ambición y determinación a la hora de tratar asuntos complicados, además de ser uno de los ministros con más experiencia. En unas primeras declaraciones Javid ha subrayado que lo más urgente es garantizar que los conocidos como la generación Windrush -los inmigrantes procedentes de países caribeños que llegaron a Reino Unido entre 1940 y 1970- sean tratados de forma justa. “La tarea más urgente que tengo es ayudar a esos ciudadanos británicos, llegados desde el caribe, la llamada generación Windrush, y garantizar que son tratados con toda la decencia y justicia que merecen”, para luego añadir que otra prioridad principal es que “el Ministerio del Interior haga todo lo posible para garantizar la seguridad de los británicos. Es una responsabilidad enorme y algo que me tomo muy, muy en serio”.
Cuotas de deportación y maltrato institucional

La ex ministra Rudd se vio forzado a dimitir después de que un periódico británico publicara una carta en la que explicaba a la primera ministra su intención de deportar un 10% más de inmigrantes ilegales, “un objetivo ambicioso pero alcanzable”. Poco antes Ruth había negado la mayor asegurando que no había cuotas ni objetivos de deportación. Tras la publicación de la carta y habiendo estallado la polémica por el maltrato institucional a los inmigrantes llegados a Reino Unido, procedentes de las colonias británicas en el Caribe, después de la Segunda Guerra Mundial para trabajar y, así, cubrir la demanda laboral del país, y que se han visto afectados por las sucesivas normas migratorias que les han ido reduciendo los derechos hasta prácticamente quitárselos, la ya ex ministra telefoneó a May para informarle de su decisión de renunciar al cargo, presionada por la oposición y el llamado Código Ministerial, que obliga a dimitir a cualquier miembro del Ejecutivo que mienta al Parlamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.