¿Por qué el Gobierno quiere implantar la ‘mochila austriaca’?

¿Por qué el Gobierno quiere implantar la 'mochila austriaca'?

Forma parte de la llamada Agenda del Cambio.
La denominada mochila austriaca se irá implantando gradualmente a partir del próximo año, un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través de la creación del fondo correspondiente. Se incluye dentro de la llamada Agenda del Cambio en la que se incluye también la simplificación y reordenación del menú de contratos, quedando establecidos en indefinido, temporal estructural y formativo.

Así se abordó en el Consejo de Ministros de este viernes, con 60 nuevas medidas de formación y capital humano, avance científico y tecnológico, transición ecológica, igualdad y eficiencia de la Administración para asentar un crecimiento “sostenible e incluso” a medio y largo plazo, y mercado laboral, entre otras.

Es precisamente en este último punto en el que se incluye la mochila austriaca, con intención de su gradual implantación a lo largo de 2020, y con el objetivo de lograr un mercado laboral “eficiente y justo”. Al disponer de este fondo, los trabajadores podrán hacer efectivo el cobro de las cantidades acumuladas a su favor si se produce un despido improcedente, por movilidad geográfica, por desarrollo de actividades de formación o cuando se jubilen. Desde el Gobierno indican que “esta propuesta se abordará en el marco del diálogo social para que su diseño y aprobación cuente con los mayores consensos posibles”.

Entre las medidas de la Agenda del Cambio también se incluye la derogación de aquellos aspectos más lesivos que existen en la reforma laboral de 2012, así como el impulso a la lucha contra el fraude laboral y la simplificación y reordenación del menú de contratos. También, la revisión del sistema de prácticas no laborales en empresas y la reconduccion de los titulados con estudios finalizados a los contratos laborales en prácticas. Igualmente, la simplificación y reducción de la carga burocrática de los contratos de formación y aprendizaje y aproximar los centros formativos a las empresas, colaborando con los agentes sociales y las comunidades autónomas.

Otra de las pretensiones del Ejecutivo es reformar el sistema de Seguridad Social desde ahora al año 2024, enmarcándola en el diálogo social con empleadores y empleados, y del pacto de Toledo, tratando de garantizar la sostenibilidad del sistema a largo plazo, las pensiones. Para ello, se reforzarán los ingresos, se realizarán los gastos y la cobertura de determinados colectivos, así como se adaptarán los diferentes parámetros del sistema.

Además de reforzar el sistema público, está previsto desarrollar la previsión social en las empresas, mediante sistemas de pensiones complementarias que se acuerden entre empresarios y trabajadores. También, la reorganización de la Seguridad Social para dotarla de mayor eficacia en la gestión con menores costes.

En el capítulo de incentivos, habrá nuevos en el mapa de prestaciones y subsidios con la intención de impulsar la búsqueda activa de empleo así como que se reforzarán las políticas activas destinadas a la mejora de la empleabilidad y aquellos que están en paro.

La Agenda del Cambio recoge otras medidas en cuanto al mercado laboral, elaborándose un nuevo Estatuto de los Trabajadores, reformas que garanticen la migración “ordenada, regular y segura” y un plan de retorno a España, además de la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros y el Plan de choque por el empleo joven, medidas, todas ellas, que ya se están poniendo en marcha en 2019 o que se llevarán a cabo en el próximo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *