¿Por qué se celebra hoy el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ?

¿Por qué se celebra hoy el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ?

Desde el 28 de junio de 1970 se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ para conmemorar los disturbios de Stonewall en Estados Unidos.

En la madrugada del 27 al 28 de junio de 1969 se produjo una redada policial en el Stonewall Inn. Era un local nocturno de Nueva York que frecuentaban personas homosexuales, trans y racializadas.

Aquello, que comenzó como un control rutinario, se convirtió en una batalla campal contra los agentes de policía. En los días posteriores se repitieron las protestas.

Aquella noche, agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego irrumpieron en el local. Éste se había convertido en un establecimiento clandestino para homosexuales a finales de los años sesenta.

Lo regentaba una mafia que sobornaba a agentes de policía para que avisaran de las redadas con antelación e ignoraran las actividades del local.

Los policías que entraron en el establecimiento sospechaban que se vendía alcohol sin licencia y de los sobornos. Comenzaron a pedir los documentos de identidad a los allí presentes.

Así, pidieron a una mujer trans, Sylvia Rivera, su documentación, igual que a sus amigas. Todas iban vestidas con ropa femenina. En cambio, las detuvieron porque la ley establecía que debían llevar al menos tres prendas del sexo que constaba en sus documentos de identidad.

A medida que los agentes pedían las documentaciones, los presentes se iban negando a que verificaran su sexo inspeccionando los genitales.

Con los primeros arrestos, llegó la rebelión contra los agentes y estos tuvieron que refugiarse en el interior hasta que llegaran refuerzos.

La reyerta se sofocó, pero Mark Segal, uno de los asistentes, escribió con tiza en los alrededores del local “Tomorrow night Stonewall” (Mañana por la noche en el Stonewall). La policía reprimió con extrema violencia la concentración de la noche siguiente.

El Orgullo se celebraba ya el 4 de julio desde 1965

Sin embargo, lejos de amedrentarse, se organizaron más protestas a lo largo de la semana siguiente. Culminaron el 4 de julio, Día de la Independencia estadounidense, como último “recordatorio anual” por los derechos LGTB. Como cada 4 de julio desde 1965 recordaban que las personas LGTB no gozaban de plenos derechos.

Así, a partir de 1970 se sustituyó por las marchas del Día del Orgullo del 28 de junio en Nueva York y comenzaron a extenderse por todas las partes del mundo en tan solo un par de años.

Se han conseguido grandes avances en los derechos de las personas LGTBIQ, pero aún queda muchísimo por hacer. No hay que olvidar que la homosexualidad sigue siendo ilegal en más de 70 países, en especial de África, Oriente Próximo y el sur de Asia.

Incluso, en Mauritania, Arabia Saudí, Irán, Afganistán o Brunéi se castiga con la lapidación hasta la muerte. Y no es de extrañar, puesto que, en el caso de las personas trans, la Organización Mundial de la Salud no retiró la transexualidad de su lista de enfermedades mentales hasta 2018.

Pero no hay nada que al movimiento LGTB le frene en sus reivindicaciones. En 2020, cuando apenas estábamos empezando a salir de la epidemia, el Día Internacional del Orgullo siguió celebrándose.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.