Por fin se resuelve el secreto del cráneo del Mongolanthropus

Por fin se resuelve el secreto del cráneo del Mongolanthropus

Las técnicas modernas de datación revelan que la antigüedad del cráneo es menor a lo que se creyó en un principio.
Durante mucho tiempo, ha sido objeto de una curiosa polémica, el hallazgo en 2006 de los fragmentos de un cráneo descubiertos en el valle de Salkhit, en Mongolia. Los restos óseos de cráneo conservaba las fosas nasales y los arcos de las cejas. En aquel momento se realizó un estudio el cual consideró que era una especie muy primitiva. Posiblemente emparentada con el Homo erectus o los neandertales.
Aquel estudio, incluso, llegó a dar nombre a aquella especie recién descubierta: Mongolanthropus. En cambio ahora, un equipo de la Universidad de Oxford ha realizado un nuevo estudio con el que se llega a la verdad acerca de este curioso cráneo, según ha informado Quo.
A través de una de las técnicas más modernas de datación, el grupo de investigadores de Oxford, ha logrado poner fecha al cráneo y lo sitúan con una antigüedad de entre 34.000 y 33.000 años. Llegando a la conclusión de que los fragmentos de cráneo eran de un humano moderno.
Han trasladado, de forma específica, que se trataría de un miembro de las primeras sociedades que se asentaron en el lugar donde en la actualidad se encuentra Mongolia, y que más tarde ocuparían otras zonas del continente asiático. Hace aproximadamente 100.000 años, en China ya existían humanos modernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *