Polio en Filipinas: ¿pero no se había erradicado?

Polio en Filipinas: ¿pero no se había erradicado?

Un nuevo brote de polio amenaza a la población infantil en Filipinas. Ayer se detectó un segundo caso en un niño de cinco años en Laguna, al sur de Manila, la capital. El primero fue una niña de tres años en Lanao del Sur. A ambos casos los separan 1.400 kilómetros.

El Ministerio de Sanidad filipino ha anunciado el comienzo de una campaña vacunación dirigida a millones de niños. “Las campañas de vacunación contra la polio se realizan durante todo el año, pero nuestro alcance se ha reducido en los últimos cinco años”, señalaba Rolando Enrique Domingo, viceministro de Salud, de Filipinas.

“Hemos aprendido la lección, es hora de movilizarse y realmente empezar a vacunar a todos los niños, asegurándonos de que la campaña se mantiene todos los años”, indicó. Equipos de vacunación asistirán para administrar las dosis a los niños menores de cinco años.

En el país asiático se enfrenta de nuevo a una enfermedad que se creía erradicada desde hace casi 20 años. Simultáneamente, afronta la lucha contra los brotes simultáneos de dengue y sarampión. Desde el mero han muerto mil personas, en su mayoría niños.

Además, los padres son desconfiados porque siento diecinueve de menores murieron después de una campaña de vacunación contra el dengue en 2017. La vacuna Dengvaxia, de la farmacéutica Sanofi, podría estar vinculada con la muerte de esos niños. Se vacunaron a 800.000.

El virus se ha detectado en dos lugares alejados entre sí. Por un lado, en un sistema de alcantarillado de la provincia de Davao. El otro, en una zona deteriorada del área metropolitana de Manila. En ella viven grupos marginales.

Según ha explicado Francisco Duque, ministro de Sanidad, la campaña de vacunas ya se había puesto en marcha en agosto en el área histórica de Manila. Ahora se extenderá hasta alcanzar a cinco millones de niños y en 2020 se pasará a nivel nacional.

El último caso para pensar que se había erradicado la enfermedad en Filipinas se detectó en 1993. Actualmente, el alcance de la inmunización contra la polio en este país asiático es del 70%, una tasa muy por debajo de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud del 95%.

Los tres últimos países en los que esta enfermedad sigue siendo endémica son Afganistán, Pakistán y Nigeria. Así, Unicef alerta de que mientras haya un solo niño infectado con polio, todos están en riesgo de contraerlo.

La polio es una enfermedad incurable. Invade el sistema nervioso y puede causar daños irreversibles, así como parálisis a las pocas horas del primer contacto. En cambio, se puede provenir mediante vacunas. Su propagación es muy rápida entre la infancia, en especial si las condiciones de higiene son malas o no se tiene acceso a los servicios de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.