La Policía revela que se están organizando protestas armadas en Estados Unidos

La Policía revela que se están organizando protestas armadas en Estados Unidos

Las capitales estatales de Estados Unidos podrían ser el escenario de “protestas armadas” en los días previos a la proclamación de Joe Biden como presidente el próximo 20 de enero. El FBI ha alertado al resto de autoridades y agencias federales de esta posibilidad.

En un documento, la agencia de investigación dependiente del Departamento de Justicia de Estados Unidos informa de la organización  de un nuevo “asalto” al Capitolio como el del pasado 6 de enero en el caso de que se destituya a Donald Trump antes de que Biden tome posesión.

Un grupo de extrema derecha está promoviéndolo. Así lo recoge un boletín del FBI, que ha recogido informaciones de varias agencias federales. Entre ellas, los departamentos de Defensa, Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) o Control de Drogas (DEA).

El informe, publicado por la cadena ABC, señala que “este grupo identificado también planea ‘asaltar’ las oficinas gubernamentales, incluso en el Distrito de Columbia y en todos los estados, independientemente de si certificaron los votos electorales para Biden o Trump, el 20 de enero”.

Además, según desvela el FBI, existen “varias amenazas” contra Biden antes de su proclamación. Asimismo, contra Kamala Harris, la vicepresidente electa, y contra Nancy Pelosi, la presidente de la Cámara de Representantes.

El asalto al Capitolio, lo más vergonzoso vivido en Estados Unidos

Así, se están intensificando las medidas de seguridad con el fin de evitar algo parecido a lo sucedido el 6 de enero, donde murieron seis personas. Dos agentes de la Policía del Capitolio entre ellas.

Por su lado, Muriel Bowser, alcaldesa de Washington, solicitó este lunes al Departamento de Seguridad Nacional que se refuerce la seguridad en el Capitolio cara a la sesión de investidura.

Además, pidió al FBI que informara de “posibles amenazas e información de Inteligencia de forma diaria” hasta el 24 de enero. “Tengo miedo por nuestra democracia porque tenemos facciones muy extremas en nuestro país que están armadas y son peligrosas. El ‘trumpismo’ no morirá el 20 de enero”, advirtió la regidora de la capital federal de Estados Unidos.

Por el momento, hace días que ordenó la extensión del estado de emergencia y el toque de queda en Washington durante quince días más.

Al margen de ello, aumenta la presión para que Trump cese en el cargo antes de la proclamación del nuevo presidente. Su puesta incitación a la violencia ha provocado la apertura de un impeachment por “incitar a la insurrección”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.