La policía arresta a Bartomeu y registra las oficinas del Barça

La policía arresta a Bartomeu y registra las oficinas del Barça

Josep Maria Bartomeu, expresidente del FC Barcelona, fue detenido en su domicilio ayer por los Mossos d’Esquadra en relación al escándalo del ‘Barçagate’. Este caso es una trama por la que supuestamente se desviaron fondos partiendo de un conglomerado de empresas que se contrató para monitorizar redes.

Además de a Bartomeu, la policía autonómica catalana ha detenido a Jaume Masferrer, ex jefe de su gabinete, Òscar Grau, CEO del Barça, y Román Gómez Ponti, de los servicios jurídicos.

Asimismo, agentes del Área Central de Delitos Económicos de la División de Investigación Criminal de los Mossos se personaron en las oficinas del Camp Nou. Buscaban documentación.

Los trabajadores tuvieron que abandonar sus puestos y dejar las oficinas. Los investigadores llevan a cabo pesquisas por un supuesto delito de corrupción en los negocios. También, presuntas falsedades en la auditoría que encargó la directiva anterior a PriceWaterhouseCoopers (PWC) después de que estallara el escándalo.

El objetivo de la investigación es averiguar si el Barça que presidía Bartomeu pagó un sobreprecio por el “monitoreo de redes”. Igualmente, trata de esclarecer si algún directivo o ejecutivo pudo obtener beneficio económico tras la adjudicación del contrato.

Según la auditoría de PWC fue Bartomeu quien pidió expresamente a Masferrer y a Grau contratar ese servicio. Una de las empresas de NS Group se encargó de crear páginas y perfiles en redes sociales en las que se atacaba a opositores de la directiva e incluso a deportistas del club.

Por esos trabajos en “monitoreo de redes” el Barcelona cerró un contrato de 1.407.500 euros al año, repartidos en 115.000 euros al mes. A la cantidad mensual se añadieron 27.500 euros por una primera exposición del trabajo.

El informe de PWC también señala que fue Grau el encargado de renegociar la cifra a pagar en la temporada 2017-18. El precio final fue de 1.107.500 euros, repartidos en 90.000 euros mensuales más los citados 27.500 del primer diagnóstico.

Los contratos se fragmentaron en otros por cifras inferiores a 200.000 euros, de forma que la junta directiva no tenía que aprobarlos.

Desde la dimisión de Bartomeu en octubre, el FC Barcelona no tiene presidente y el próximo domingo se celebrarán las presidenciales. Uno de los candidatos es Joan Laporta, que ya fue presidente del club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.