El juez destapa que la empresa de Podemos no tenía trabajadores

El juez destapa que la empresa de Podemos no tenía trabajadores

Nuevo capítulo de la investigación por la supuesta financiación irregular de Podemos que lleva a cabo el juez Juan José Escalonilla. Ahora, el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid mostró su perplejidad porque Daniel de Frutos, tesorero del partido morado, desconociera que Neurona Comunidad no estaba constituida cuando se firmó el contrato para las elecciones del 28 de abril de 2019.

Esta empresa es la filial española de Neurona Consulting, también investigada por el juez Escalonilla. En el interrogatorio, el magistrado trató que De Frutos detallara el objeto de ese contrato por el que Podemos pagó 363.000 euros.

El tesorero de la formación morada negó en todo momento conocer la situación a efectos laborales de la empresa de consultoría. El juez Escalonilla recalcó al interrogado su sospecha de que Neurona Comunidad fue creada expresamente para las elecciones.

También, que sospecha que los pagos hechos por Podemos entre abril y mayo del año pasado no se correspondían con el pago de ningún servicio. Esto podría representar que el partido que lidera Pablo Iglesias cometiera un delito electoral.

El magistrado insistió en preguntar a De Frutos “qué es lo que hizo” Neurona en cuanto a las labores de consultoría. “Esa es la parte que más ha trabajado con Comunicación. Lo que tiene esta consultoría a diferencia de otras es que produce. Otras no materializan sus estudios. Neurona los materializa en material audiovisual”, detalló el tesorero.

Además, el responsable de las finanzas de la formación morada detalló que fue “la primera vez” que se contrató a “un proveedor de estas características”. Es decir, que uniera la labor de consultoría con la de producción audiovisual.

La idea de contratar a Neurona fue del secretario de Comunicación de Podemos

De Frutos confirmó que fue Juanma del Olmo, responsable de Comunicación de Podemos y también investigado en esta causa, quien apuntó la idea de contratar a Neurona.

Escalonilla volvió a preguntar al tesorero acerca de quién realizó los trabajos audiovisuales puesto que “Neurona no tiene trabajadores”. De Frutos respondió que “en ese momento, cuando contrato con esa empresa, desconozco su situación laboral. No lo sabía”.

Explicó que “de las empresas con las que trabajamos desconozco cuándo están constituidas ni su composición accionarial ni nada por el estilo. No es algo que suela preguntar”.

Asimismo, precisó que el contrato le llegó a través de Telegram por parte de César Hernández Paredes, gerente en España de la consultora. Según indicó el tesorero, a preguntas del juez, sólo habló con él “por Telegram”.

El magistrado insistió. “Usted desconocía que era una sociedad creada en marzo de 2019. Desconocía que no tenía trabajadores. No conocía tampoco al administrador único. Entonces, digo yo, que usted pensaría que César Hernández Paredes, que le facilita el contrato, era quien estaba involucrado en la prestación de los servicios”.

A ello el interrogado respondió que “claro, es la persona involucrada en Neurona, es la persona que me pasa el contrato”. Ya a preguntas de su abogado, quiso precisar que también se cerraron contratos con YouTube y Facebook, aunque tampoco conociera a sus responsables.

Podemos, Neurona, elecciones 2019, Juan José Escalonilla, Daniel de Frutos, financiación irregular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.