Podemos endurece su posición en relación al Presupuesto

Podemos endurece su posición en relación al Presupuesto

Quiere que no se cumpla el acuerdo con Bruselas.
Podemos exige la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pero el Gobierno entiende que sería romper con los compromisos adquiridos con Bruselas. el Ejecutivo de Pedro Sánchez consiguió ampliar el objetivo de déficit hasta el 1,8% del PIB, medio punto por encima del que se partía, por lo que cree que hay margen para hacer políticas de izquierda. Sin embargo, la formación morada ha endurecido su posición respecto a los Presupuestos y al techo de gasto.
Este se aprueba el viernes en el Consejo de Ministros y debería convalidarse en el Congreso antes de un mes. De ahí que las negociaciones se aceleren, pero el partido liderado por Pablo Iglesias no cede en los asuntos que entiende centrales.

Flexibilización de la regla de gasto
Pero no todo es desacuerdo. Gobierno y Podemos tienen posturas similares, por ejemplo sobre la flexibilización de la regla de gasto, por lo que los ayuntamientos podrían invertir en políticas sociales, en especial aquellos consistorios que tienen superávit.
Igual sucede con los reales decretos de racionalización del gasto aplicados por el Ejecutivo del PP en educación, sanidad y dependencia. El Gabinete socialista ya ha manifestado su intención de derogar con «celeridad» el real decreto ley de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.
Así, el principal escollo está en la negativa del Ejecutivo a derogar la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

No se derogará la ley de estabilidad
Desde Hacienda indican que no se contempla la derogación de esta ley. «El Gobierno cree que se puede hacer política social, subir la recaudación de los impuestos a las grandes empresas e introducir un impuesto a la banca, pero a la vez respetar los compromisos con Bruselas. hemos logrado un margen del 1,3% al 1,8% y con eso se pueden hacer muchas cosas. Confiamos en que Podemos sepa ver esta oportunidad para hacer políticas de izquierda».
A esta situación, se une que no basta con los votos de la formación morada, sino que se necesita también al PNV, a ERC y, al menos, la abstención del PDeCAT.

Podemos exige renegociar la senda de déficit
Así las cosas, Podemos hace más exigencias. A la de la derogación de la ley de estabilidad, añade la exigencia de renegociar el déficit acordado con Bruselas, algo prácticamente imposible. El Gobierno juega con la baza de que si no se aprueba el techo de gasto que propone, el que habrá que aplicar es el del 1,3% pactado por el PP. Es decir, un recorte de 5.000 millones de euros. Y con eso presiona a su principal socio parlamentario.
Con todo, Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, insiste en que «aunque ninguna ley ni tratado impide renegociar el déficit con Bruselas poniendo los intereses del pueblo español por delante de los intereses de los especuladores financieros, el Ejecutivo se niega, aceptando un ajuste de entre 5.000 y 11 000 millones de euros».

Molestos en la formación morada
Así, el número dos de Podemos avisa: «El Gobierno no ha asumido prácticamente ninguna de nuestras propuestas centrales, bien omitiendo las de su respuesta, bien despojando las de compromisos concretos y rodeando las de lenguaje ambiguo y buenas palabras, bien remitiendo su posible desarrollo a futuros pactos, comisiones o reuniones».
El Gabinete de Sánchez no esperaban esta posición de dureza de su principal socio parlamentario, pero creen que hay margen para negociar. «No tiene sentido echar al traste la Legislatura y renunciar a subidas de impuestos para las grandes empresas, la banca, e incluso la posibilidad de reformar la imposición sobre las grandes fortunas por una posición de máximo sobre la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Vamos a seguir intentándolo», aseguran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.