El plan del PSOE para acabar con el bloqueo de C’s y PP al Congreso

Ambas formaciones alargan indefinidamente los plazos para presentar enmiendas en las proposiciones de ley.
Así lo han denunciado en reiteradas ocasiones Margarita Robles, portavoz del Grupo Socialista, e Irene Montero, de Unidos Podemos, a quienes ahora se une Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. Desde hace meses, incluso más de un año, Partido Popular y Ciudadanos prorrogan indefinidamente los plazos de presentación de enmiendas en proposiciones de ley que no son de su agrado. Por este motivo, decenas de éstas permanecen estancadas en las respectivas comisiones del Congreso.
Ahora, de manera discreta e informal, ambos grupos políticos han mantenido conversaciones para ver si es posible conseguir una estrategia común. Según desvelan fuentes del PSOE, lo primero a lograr es que el resto de grupos de la Cámara Baja se unan a la proposición de ley que el Grupo Socialista presentó en verano para cambiar el Reglamento del Congreso y establecer en dos el número de ampliaciones de plazo y por un tiempo de 15 días, más allá de lo cual se deberá someter a votación en el Pleno y obtener mayoría absoluta. Actualmente basta con que los grupos pidan ampliar el plazo de enmiendas y no se especifican límites temporales ni el número de veces. La mayoría que conforman Partido Popular y Ciudadanos en la Mesa del Congreso bloquea cualquier tramitación de las proposiciones de ley, al admitir casi todas las ampliaciones que se solicitan, una práctica muy común de Ciudadanos, según Unidos Podemos, que “solo deja pasar lo que le beneficia”, “cuando se trata de una de sus iniciativas” o cuando el bloqueo puede “perjudicarle”

Visibilizar el escenario
PSOE y Unidos Podemos creen que si se visibiliza este escenario, Ciudadanos tendrá que reconsiderar su actitud en un análisis coste-beneficio y opte por dejar pasar más propuestas, distanciándose del Partido Popular. Para los socialistas, Gobierno y PP están convirtiendo esta legislatura en un tiempo perdido porque, con ese modo de actuar, la actividad parlamentaria se paraliza, a lo que se unen los vetos del Ejecutivo por motivos presupuestarios.
Son numerosas las proposiciones de ley que están aparcadas en las comisiones correspondientes con más de veinte prorrogas y otras con más de una treintena, como es el caso de la propuesta para suspender el calendario de implantación de la LOMCE, que se ha prorrogado 38 veces. Pero hay muchas otras que están bloqueadas con menos número de ampliaciones. Prácticamente todas las iniciativas paralizadas en comisión son hechas por el PSOE y Unidos Podemos aunque también hay alguna del mismo Ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *