Pitada machista a las mujeres del Alarde de Hondarribia

Pitada machista a las mujeres del Alarde de Hondarribia

Lamentable espectáculo en contra de la igualdad.
Increpadas, insultadas, recibidas con una pitada y muestras de rechazo, así marcharon las mujeres que participaron ayer en el Alarde de Hondarribia, Gipuzkoa.

Más de la mitad de 2018, en el siglo XXI, y todavía hay quiénes defienden la desigualdad entre hombres y mujeres, por mucho que se trate de una festividad tradicional.

La vergonzosa escena se repite desde que, a finales de los 90, la compañía mixta Jaizkibel encabezó la defensa de la presencia femenina en una fiesta que no permitía a las mujeres desfilar como soldados. La crispación el alta, pero, por fortuna, la Ertzaintza no tuvo que intervenir.

Alrededor de 600 hombres y mujeres desfilaron por las calles de Hondarribia flanqueados por un muro de plásticos negros y pancartas a favor del Alarde tradicional, por el que solo los hombres marchan como soldados.

Sorprende a estas alturas que cientos de personas, la mayoría mujeres en contra de la participación femenina en la fiesta, manifestaran su disconformidad con pitadas y dando la espalda al paso de los integrantes de Jaizkibel.

La Ertzaintza decidió escoltar a las mujeres de la compañía mixta y en varios momentos pidió calma a los presentes. pudieron completar el recorrido hasta la Plaza de Armas y continuaron por las calles de Hondarribia.

Jaizkibel contó el apoyo de representantes políticos, institucionales y sociales, como Eider Mendoza, la presidente de las Juntas Generales, Izaskun landaida, directora de Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer, Julia Fernández, adjunta del Ararteko, el socialista Denis Itxaso, teniente de diputado general de Gipuzkoa, Maddalen Iriarte, portavoz parlamentaria de EH Bildu, y miembros de podemos Euskadi y Ezker Anitza-IU.

A lo largo de esta semana, Itxaso instó al público de la localidad guipuzcoana para que no mostrara pancartas y plásticos negros durante el desfile las mujeres, al considerar que estos comportamientos son “una agresión” con el objetivo de “invisibilizar” la voluntad de participación femenina en igualdad con los hombres.

En la vecina Irún se celebró un Alarde parecido el pasado 30 de junio y la fiesta se desarrolló con normalidad. En esta localidad se viene celebrando el desfile mixto desde 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.