Los presidentes de las Comunidades Autónomas piden cerrar Madrid

Los presidentes de las Comunidades Autónomas piden cerrar Madrid

A la vista, tres puentes con gran movilidad de ciudadanos, sobre todo en la Comunidad de Madrid y hacia otras autonomías. Es algo que preocupa mucho a los presidentes regionales.

Pese a que Ignacio Aguado, vicepresidente madrileño, aboga por el cierre perimetral de Madrid durante quince días, Isabel Díaz Ayuso, la jefa del ejecutivo regional, sigue empeñada en priorizar la economía a la salud de los madrileños.

Así lo manifestó el miércoles en un acto. “Estamos hablando de decisiones que causan daño en la economía. No olvidemos que es el sector público el que arremete contra el sector privado. Yo no tomo decisiones en soledad. Tengo en cuenta a la Consejería de Sanidad y al resto de presidentes autonómicos, sobre todo al de Castilla La Mancha y al de Castilla y León”, señaló.

Aguado, en cambio, se pronunciaba horas antes en sentido contrario. “Voy a proponer el cierre a la presidenta porque vienen dos puentes en la región. Tenemos la festividad del Día de Todos los Santos este fin de semana y el siguiente el de La Almudena. En estos puentes hay siempre mucha movilidad”.

“Creo que es importante restringir la movilidad para llegar a navidades con algo de esperanza y quiero que la curva siga bajando”, añadió.

A ello, la presidente respondía diciendo que “la decisión y el debate sobre el cierre lo tendremos en las próximas horas. Hay que hacerlo con mesura. Pero el debate hay que tenerlo dentro del Ejecutivo, no fuera”, reprochaba a su vicepresidente.

Obsesionada con que estas medidas las orquesta el Gobierno central por motivos políticos y no sanitarios Ayuso las calificó como una “nueva maniobra de Moncloa contra Madrid”.

La presidente de Madrid sigue viendo conspiraciones

Incoherente, incompetente, inconsistente y perezosa, lejos de asumir lo que supondría mantener la Comunidad abierta en esas fechas, echa balones fuera. “Si decidimos no cerrar, nosotros no tendremos que imponer la medida. Habrán sido el resto de autonomías las que habrán bloqueado la llegada de madrileños”, sostuvo.

No le falta razón porque si Castilla y León y Castilla-La Mancha cerraban, como así han hecho, la Comunidad de Madrid quedaría aislada. Los madrileños tendrían que viajar a otras regiones, pero nada impide el tránsito por las dos Castillas.

Sin embargo, Extremadura y la Comunidad Valenciana, que en principio no consideraban el cierre perimetral, ahora lo barajan si la situación empeora. Andalucía, también gobernada por el PP, ya se lo plantea como primera opción.

El decreto del estado alarma, vigente desde el 25 de octubre, se extiende hasta, precisamente, el 9 de noviembre, si el jueves el Ejecutivo de Pedro Sánchez no consigue prorrogarlo.

En cualquiera de los casos, queda en manos de los presidentes autonómicos aplicar el cierre perimetral total o en parte de sus territorios. Así lo establecen el artículo 9 y el 10, en virtud del principio de cogobernanza.

Navarra, La Rioja, Aragón, Asturias y País Vasco ya cerraron

A las citadas regiones se unieron ayer Castilla-La Mancha y Castilla y León, y en breve lo hará Andalucía. Y es que se avecinan dos puentes importantes. El primero, el de Todos los Santos, que podría empujar a los ciudadanos a viajar al pueblo y visitar en los cementerios las tumbas de sus seres queridos.

Madrid y Castilla y León han trasladado la fiesta del 1 de noviembre al lunes. Precisamente son dos regiones con gran número de casos, hospitalizaciones y muertes.

A ello se unen posibles fiestas de Halloween, a pesar de las restricciones en cuanto al número de personas en reuniones sociales de no convivientes.

El segundo, el puente de La Almudena, solo en Madrid capital y en algunos municipios de la Comunidad. Más lejos queda el de la Constitución a primeros de diciembre, pero ya se tiene la vista puesta en él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.