Los periodistas denuncian a la policía en EEUU

Los periodistas denuncian a la policía en EEUU

Periodistas que cubren las protestas en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd denuncian ataques y detenciones injustificadas por parte de la policía durante la cobertura informativa. Al menos una decena de ellos han sufrido estas acciones de las fuerzas de seguridad.

El Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa ha registrado alrededor de diez incidentes diferentes contra los periodistas. Estos sufrieron asaltos y amenazas en Atlanta, Indianápolis, Minneapolis y Phoenix. En la segunda ciudad de Minnesota comenzaron las detenciones, las primeras de ellas, las de Omar Jiménez, reportero de la CNN, y su equipo.

Es en Minneapolis donde se están registrando los disturbios más violentos.

Linda Tirado, fotógrafa independiente, ha perdido la visión del ojo para siempre. Recibió el impacto de una hora de pintura lanzada por la Policía. También Molly Hennessy-Fiske, periodista de Los Angeles Times, denuncia que un agente de Minnesota disparó a quemarropa una rata de gas lacrimógeno contra ella. También contra su equipo cuando hacia la cobertura informativa de una protesta contra una comisaría en la ciudad.

Asimismo, Ali Velshi, reporteros de MSNBC, también recibió el impacto de una bala de goma en la pierna. “La Policía del Estado, con el apoyo de la Guardia Nacional comenzó a disparar gases lacrimógenos contra una protesta pacífica sin provocación alguna”, afirma.

Un fotógrafo de la cadena WCCO, una estación local de CBS, fue detenido temporalmente después te que lo alcanzará una bala de goma. A su vez, el coche de Ryan Faircloth, periodista del Minneapolis Star Tribune, recibió el impacto de una bala de goma. “El cristal estalló frente a mi rostro y mi cuerpo. Tengo sangre en mi cara y en un brazo”, comenta.

También los manifestantes acosan a los periodistas

Michael Anthony Adams, periodista del digital Vice y Novosti Mijaíl Turguiev, corresponsal de la agencia oficial de noticias rusa RIA, fueron agredidos por agentes policiales. Adams ha relatado que un policía les digo el suelo a la vez que otros le asociaba con aerosol pimienta cuando ya estaba inmovilizado.

Por otro lado, varios manifestantes acosaron y asediaron a Leland Vitter, periodista de la cadena conservadora Fox News. Cubría las protestas frente a la Casa Blanca en la noche de ayer.

Bruce Brown, director ejecutivo del Comité de Reporteros, lamenta la situación. “Con el desmoronamiento de la paz civil en todo el país, la Policía y los manifestantes perciben a los periodistas como un objetivo”, señala. “Esa es una situación extremadamente aterradora”, añadió.

La muerte de Floyd ha desatado numerosas manifestaciones, al principio pacíficas, en grandes ciudades estadounidenses. Minneapolis, la segunda ciudad de Minnesota, es donde se iniciaron las protestas y en la que más ha crecido la violencia.

Derek Chauvin, el agente blanco que clavó su rodilla en el cuello del afroamericano, ha sido acusado de asesinato. Siguen las investigaciones a los otros tres policías, también despedidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.