Pendientes de la propuesta del techo de gasto del Gobierno del PSOE

Pendientes de la propuesta del techo de gasto del Gobierno del PSOE

Primer desafío de María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
En las próximas semanas, el Ejecutivo deberá presentar el acuerdo del techo de gasto para 2019 para su votación en el Congreso y en el Senado. Este es el primer reto al que se enfrenta María Jesús Montero, ministra de Hacienda. Aunque no saliera adelante, no impediría la presentación del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado del año próximo.
De acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el Gobierno debe aprobar los objetivos de estabilidad en Consejo de Ministros en el primer semestre, previo informe del Consejo de Política Fiscal y Financiera, y después enviarlo a Congreso y Senado para su refrendo. Igualmente, deberá acompañarse de un informe evaluando la situación económica prevista para cada año contemplado. Lo elabora el Ministerio de Economía, después de consultar al Banco de España, y teniendo en cuenta las previsiones del Banco Central Europeo y la Comisión Europea.
La importancia del techo de gasto reside, además de en la repercusión de lo que el Estado puede gastar, en que es una referencia clave para que las administraciones autonómicas y municipales elaboren sus presupuestos, ya que se fijan los límites de deuda y déficit, que deberán respetar.
En caso de que las Cortes no aprueben el acuerdo del techo de gasto, el Gobierno tendrá que volver a enviar a las Cámaras un nuevo acuerdo en un plazo máximo de un mes. En cambio, esto no sería impedimento para que se apruebe un proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que debe ser enviado a las Cortes antes del 30 de septiembre.
La no aprobación del acuerdo del techo de gasto podría provocar inquietudes en las instituciones europeas, ya que en él se fijan los límites de las Cuentas del próximo año y el reparto del esfuerzo en la reducción del déficit entre las administraciones.
La ley establece que todos los presupuestos de las distintas administraciones deben acomodarse a los objetivos de estabilidad. A la hora de fijar dichos objetivos se deben tener en cuenta las recomendaciones y opiniones de las instituciones comunitarias.
El PP se encuentra en una cierta encrucijada a la hora de fijar su posición, ya que las comunidades autónomas y los ayuntamientos gobernados por los populares dependen de los límites de gasto para aprobar sus presupuestos para un año de elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.