Pedro Sánchez, en Davos

Pedro Sánchez, en Davos

Se reunirá con presidentes y consejeros delegado de grandes empresas.
Desde ayer, Pedro Sánchez, presidente de Gobierno, se encuentra en Davos, donde se celebra el Foro Económico Mundial, con la intención de hacer valer la “fortaleza y solidez” de la economía española, además de reunirse con altos responsables de grandes empresas. Entre ellos, Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, Lakshmi Mittal, presidente y consejero delegado de AcelorMittal, Gillian Trans, consejera delegada de booking.com, Sheryl Sandberg, de Facebook, Andy Jassy, director ejecutivo de Amazon Web Services, y Ginni Rometty, la presidente mundial de IBM.

Según fuentes del Ejecutivo, Sánchez ha recibido más de 60 solicitudes de encuentros bilaterales y ha preferido mantener reuniones con grandes empresas, la mayoría de ellas, tecnológicas, que tienen interés en expandirse en España y en saber acerca de los planes del Gobierno. Según explican las fuentes, los encuentros con responsables políticos los puede tener en otras ocasiones y foros.

Tras su llegada a la ciudad suiza se reunió con el consejero delegado de Microsoft y con el presidente de Mittal, y a media tarde intervino ante el plenario, que en esta ocasión fue público. Después, se encontró con la consejera delegada de booking.com.

En su intervención, se centró en la defensa de que la economía tiene que estar al servicio de las personas y no de sí misma, dijo. Aludió a la crisis económica, al nacionalismo económico y al auge del populismo, así como al incremento de la desigualdad y el crecimiento económico, que, en su opinión, es menor de lo que debería si se enfocara hacia las personas.

Ya en la mañana de hoy se reunirá con la consejera delegada de Facebook, el director ejecutivo de Amazon Web Services y la presidente de IBM, además de con Ueli Maurer, presidente de la Confederación Suiza, el único responsable político con el que mantendrá un encuentro.

Después, el almuerzo de líderes a puerta cerrada sobre “el mundo de la era de la globalización 4.0” y, tras él, en un posible encuentro sobre el futuro de la Unión Europea, que ayer todavía estaba preparándose.

Desde 2010 no acudía a Davos un presidente español. En 2018 lo hizo el Rey y el último Jefe del Ejecutivo en ir fue José Luis Rodríguez Zapatero, en plena recesión de la economía española. Sánchez, consciente del delicado momento político que atraviesa el mundo, quiere dar a conocer y poner en valor la solidez de la economía española, así como participar en las soluciones.

Por ello, hay varios objetivos: participar en un encuentro que el Gobierno entiende que es “indispensable” para la gestión de la globalización y para buscar “liderazgos cooperativos”, además de transmitir confianza por la fortaleza y la solidez de la economía española en una “caja de máxima resonancia”. Y todo ello porque para que a los españoles les vaya bien en el país hay que hacer las cosas bien fuera de él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.