Pedro Sánchez: «El cordón sanitario se lo pondrán los electores a la derecha»

Pedro Sánchez: "El cordón sanitario se lo pondrán los electores a la derecha"

El PSOE representa la “política útil”, frente a la de la “crispación” del PP.
En un acto en Sevilla, cuya primera intención era presentar a Juan Espadas, candidato a las reelección a la Alcaldía de la capital andaluza, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, ha hecho un llamamiento a una “movilización serena, firme y determinante” del electorado socialista para que pueda continuar en La Moncloa después de las elecciones del 28 de abril y que el “cordón sanitario” lo quiten “los españoles con su voto”. Respondía, así, a la inmediata llamada de PP y Ciudadanos a aislar al Partido Socialista.

En este primer acto de precampaña después del anuncio del adelanto electoral, Sánchez también ha hecho un guiño a los votantes populares y naranjas desencantados por la política de “crispación” que están llevando a cabo Pablo Casado y Albert Rivera, frente a la “política útil” que representa el PSOE. “El 28 de abril, la sociedad española le va a dar la espalda a la crispación y va a reivindicar la política útil”, enfatizó, criticando la visión de la derecha de “una sola España en la que solo caben ellos”.

También acusó a PP y Ciudadanos de frenar el progreso del país, el entendimiento en Cataluña y las reformas que ha querido llevar a cabo desde su Gobierno, y denunció el “obstruccionismo parlamentario” ejercido por la oposición desde la Mesa del Congreso impidiendo iniciativas como la regulación de la eutanasia o la reforma del sistema de protección al desempleo.

Sánchez fue muy crítico, en especial, con Pablo Casado y la deriva de los populares, comparándolo con el partido de Rajoy, que “aunque llegaba tarde, llegaba a las conquistas sociales”. En cambio, el PP actual “no quiere llegar, quiere involucionar la sociedad”.

El líder socialista hizo un breve repaso a los logros durante los “casi nueve” meses de gobierno, destacando que “hemos hecho mucho más por la justicia social en estos ocho meses que en siete años de gobiernos del PP”. Luego, acompañado de Susana Díaz, ex presidente de Andalucía, quiso mostrarse conciliador y dejar claro que las rivalidades quedan aparcadas, al menos por el momento: “Que sepa todo el mundo que estamos juntos, Susana”.

Precisamente ha sido Díaz quien más agitó el miedo a una reedición en España del pacto andaluz entre PP, Ciudadanos y Vox, instando a la movilización del electorado progresista para conseguir una mayoría que haga que Sánchez siga gobernando. La dirigente andaluza ha ofrecido su apoyo al presidente en las elecciones generales para “parar a la derecha”.

No obstante, puso sobre la mesa, evitando el enfrentamiento directo, sus discrepancias con la gestión del secretario general de los socialistas. Puso como ejemplo la que calificó la “mejor” etapa de gobierno del PSOE, la de Felipe González. Díaz se ha mantenido en silencio en las últimas semanas y ha evitado pronunciarse respecto a la negociación y las cesiones del presidente respecto al conflicto con Cataluña y los independentistas, mientras que González ha sido una de las voces más discrepantes, como también lo han sido algunos barones del partido, pronunciándose abiertamente en contra de la gestión de Sánchez. Al mencionar al ex presidente socialista, ponía el ejemplo y lanzaba “el reto de volver a repetir aquello”.

De vuelta a clave electoral, la ex presidenta andaluza insistió en parar a la derecha y movilizar al electorado: “Nos vamos a batir el cobre, a pelear con ganas, unidos”. “Si no vamos a votar, ellos volverán”, proclamó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.