Pedro Sánchez defiende acabar con la inviolabilidad del Rey

Pedro Sánchez defiende acabar con la inviolabilidad del Rey

Este cambio constitucional precisaría una reforma agravada, por lo que el quórum exigible sería de dos tercios de las Cámaras.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha manifestado su deseo de suprimir la inviolabilidad del Rey, añadiendo además que el propio Felipe VI también lo vería oportuno, por lo que el monarca no supondría un impedimento para que se realizase el cambio.

En el marco de la celebración del 40 aniversario de la Constitución, en una entrevista con varios medios, Sánchez ha mostrado su disposición para que en la Constitución no exista ese privilegio a favor de la Corona.

“Sin duda alguna, estoy convencido de que el jefe del Estado también”, ha dicho el jefe del Ejecutivo, indicando que con Felipe VI “no habría ningún problema”, sino “al contrario”.

Ha querido aclarar, de todos modos, que este cambio en la Constitución requeriría una reforma agravada, por lo que habría que llevar a cabo un proceso más complejo, el cual precisaría una mayoría de dos tercios de cada Cámara, con la consiguiente disolución inmediata de las Cortes.

Sánchez ha admitido que en el momento actual no existen los consensos necesarios para que una reforma a fondo de la Constitución se lleve a cabo. Aún así, ha defendido que las iniciativas de su Gobierno, como limitar los aforamientos, que no requeriría tanta dificultad, pueden servir como punto de partida para otros cambios de la Carta Magna en el futuro.

“En profundidad, evidentemente, no, pero creo que hay suficiente consenso para reformas puntuales que pueden hacer pedagogía para empezar a abordar esa reforma constitucional”, ha expuesto al ser preguntado por los acuerdos precisos para llevarse a cabo.

Respecto a todo ello, el jefe del Ejecutivo considera que la reforma no tiene que ser “un fin en sí mismo”. “Es un mecanismo para debatir cómo revigorizar consensos que están rotos, desgastados o que tenemos que incorporar”, ha indicado.

El también secretario general del PSOE ha mostrado su desacuerdo con el “adanismo” de algunos partidos políticos que critican frontalmente la Carta Magna y dicen que “no vale” y “hay que hacer otra”. “Hemos cometido el error de identificar la reforma con un proceso constituyente”, ha subrayado.

Sánchez considera que está posición ha generado “como la ley del péndulo”, una reacción de “no mover ni una coma de la Constitución” por parte de otros partidos políticos.

El presidente del Gobierno ha trasladado que la reforma debería partir del texto de 1978 puesto que no existe la necesidad de “inventarse” una Carta Magna como sucedió en aquel año.

Finalmente, Sánchez ha enviado un mensaje a los líderes de los principales partidos mostrando su deseo de que “una nueva generación de líderes” haga posible la primera reforma de la Constitución en la historia de España.

“En España las Constituciones no se han reformado, se han aprobado una detrás de otra”, ha indicado. “El objetivo sería demostrar que la política es capaz de reformar la Constitución respetando la herencia de las generaciones pasadas y mejorándola”, ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *