La patada de Casado a Mariano Rajoy

La patada de Casado a Mariano Rajoy

El avance de la operación Kitchen, que podría alcanzar al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está llevando a un ‘sálvese quien pueda’ en el PP. El mismo Pablo Casado, líder de la formación conservadora, se desmarcó del caso en la mañana de ayer.

Así, en un encuentro digital en El Mundo, habló acerca de este proceso que ya ha llevado a la Fiscalía Anticorrupción a pedir la imputación de María Dolores de Cospedal, de su marido, Ignacio López del Hierro, y del ex ministro Jorge Fernández Díaz.

Se los acusa de unos presuntos delitos de prevaricación, descubrimiento y revelación de secretos y malversación de caudales públicos.

En ese sentido, señaló que se trata de una investigación judicial que viene de “tiempos ya muy pasados”. Incluso, recordó que él sólo era diputado por Ávila y no tenía “ninguna responsabilidad” en la fecha de la investigación.

Casado ha pedido que se respete la presunción de inocencia de los que están afectados en este caso. Además, que se aplique la misma vara de medir para todos los partidos.

Un operativo parapolicial creado durante el gobierno de Mariano Rajoy

Anticorrupción investiga el operativo parapolicial montado durante el gobierno de Mariano Rajoy para sustraer a Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, “documentación comprometedora” para el partido.

Volviendo al líder popular, reiteró que él siempre ha apostado por una necesaria “ejemplaridad y honorabilidad” en las formaciones políticas. Además, recordó que la operación está en sus primeros pasos judiciales. Por el momento, no hay imputaciones, juicio oral o sentencia.

“Por desgracia en el PP hemos visto mucho eco periodístico en fases iniciales de causas que al final han quedado en nada”, censuró. Hacía referencia a las investigaciones de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas o las relacionadas con Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia.

Ataques al PSOE y a Podemos

Sin embargo, Casado no dejado de aprovechar la ocasión para atacar al PSOE. A ese respecto, criticó las palabras de Adriana Lastra, portavoz socialista en el Congreso. Así, apuntó que en el Gobierno hay tres ministros que pertenecieron a los ejecutivos andaluces de Manuel Chaves y Manuel Griñán. También se refirió a Podemos, “imputados por financiación irregular”.

Con todo, descartó valorar las investigaciones de la operación Kitchen mientras no haya una sentencia judicial. De nuevo, disparó a todo lo relacionado con el PSOE al recordar que Dolores Delgado, ex ministra de Justicia en el gobierno de Sánchez, dirige la Fiscalía, “envuelta en un caso de extorsión policial, empresarial y periodística”.

Concluyó insistiendo en que aquellas personas implicadas en la investigación ya no ocupan responsabilidad alguna en el PP. Reiteró su “compromiso firme por la ejemplaridad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.