Para Felipe González, España se está agrietando

Para Felipe González España se está agrietando

Felipe González, presidente del Gobierno de España durante los años 1982-1996, ha dicho sentirse  “incómodo” ya que, después de 35 años de acuerdos, el país está llegando a abrir  “propia grieta” debido a una “política de bloques”, en la cual, las voces que dominan el debate, están situadas en los extremos del amplio espectro ideológico.

“Ahora, con lo que llaman la superación del bipartidismo imperfecto, estamos en el ‘bloquismo’, mucho más imperfecto que el bipartidismo”, trasladó en una conferencia en Buenos Aires, acerca de la situación política en España. Según el ex líder socialista, el centro no encuentra lugar en la situación política actual que están dominando los discursos de los extremos.

“Estoy ahora incómodo porque nosotros generamos un periodo a partir de ese consenso que nos ha durado 35 o 36 años y ahora mi incomodidad es que estamos abriendo nuestra propia grieta”, admitió González en una conversación con el periodista Jorge Fontevecchia.

El ex presidente ha considerado que “todo proyecto de país, para tener un horizonte de certidumbre y seguridad exige que haya un área, la que cada país decida, de consensos básicos, que generen confianza” durante el transcurso del tiempo.

El Parlamento está ahora más dividido, después de las elecciones del 10 de noviembre, que tras lo comicios de abril, los cuales llevaron a la nueva convocatoria electoral.

El presidente del Ejecutivo en funciones recibirá el voto negativo de los partidos de derecha y extrema derecha (Ciudadanos, PP y Vox), tal como ellos mismos han anunciado, por lo que Pedro Sánchez necesita el apoyo de partidos regionalistas y nacionalistas.

Según González, para España “excepción en su historia” es la estabilidad política que dio la Constitución de 1978 y los pactos firmados después de la dictadura, recordando además que en los periodos “no dictatoriales” los presidentes no solían durar más de nueve meses.

“Yo estuve 13 años y medio y rompí todos los parámetros históricos. Y el segundo fue (José María) Aznar, 8 años”, apuntó.

Acerca del independentismo en Cataluña, el ex presidente piensa que lo que ocurre allí es “una movilización con brotes de violencia” denominado  “tsunami democrático, que literalmente sería destrucción masiva democrática”.

También fue preguntado si consideraba real o no el hecho de que Rusia interviniera en el problema de Cataluña o el “Bréxit” de Reino Unido. A lo que respondió: “Es que también lo hacen (…) El Gobierno español acaba de presentar, primera sorpresa, en la Diputación Permanente un decreto ley que ha sido convalidado porque toda la Unión Europea está preocupada por las plataformas (cibernéticas) que no identifican quiénes están detrás y que han sido creadas para desestabilizar a los sistemas democráticos europeos”.

Manifestó su disconformidad con que Vox se opusiera al decreto del Gobierno y se niegue a que “tenga la capacidad de averiguar qué hay detrás de esas plataformas que interfieren” en la convivencia, como tampoco los independentistas, y que Unidas Podemos se muestre “medio pensionista: quiere pero no quiere”.

“Yo creo honradamente que Rusia no está apoyando a VOX, tampoco me resultaría tan extraño, ¿no?”, trasladó.

1 thought on “Para Felipe González, España se está agrietando”

  1. El Sr. González, parece ser que se ha olvidado de los pactos que, tanto él como el Sr. Aznar, hicieron con partidos nacionalistas y regionalistas: (PNV, Convergencia y Unió.etc.). “Yo creo honradamente que no ha sido un olvido intencionado, pero tampoco me resultaría tan extraño, ¿no?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *