Pánico en el aeropuerto de Kabul por la alarma de un ataque terrorista

Pánico en el aeropuerto de Kabul por la alarma de un ataque terrorista

La posibilidad de un ataque terrorista suicida desató el pánico  en el aeropuerto de Kabul, donde los países occidentales continúan las evacuaciones. El atentado posterior, confirmó las temidas sospechas.

Se añade una dificultad más a la ya caótica situación en el aeródromo afgano y de todo Kabul. Unas 10.000 personas se agolpan a las puertas del aeropuerto con la confianza en que podrán salir del país centroasiático.

Sin embargo, el temor crece a medida de que avanzan las fechas. A ello se une ahora que informaciones de Inteligencia de Estados Unidos apuntaban a un ataque terrorista en los alrededores del aeródromo.

De hecho, la Embajada estadounidense había aconsejado alejarse “inmediatamente” de las puertas del aeropuerto de Kabul. Se exceptúaba que hubiera “instrucciones” expresas de algún representante de Estados Unidos.

Varios países se hacen eco de la alerta de un ataque terrorista

Además, otros países lanzaron mensajes en ese mismo sentido. Entre ellos, Reino Unido, cuyo Subsecretario de Estado de Fuerzas Armadas, James Heappey, afirmó que había informaciones “muy creíbles” de un ataque terrorista “inminente”.

Asimismo, Alexander de Croo, primer ministro de Bélgica, se hacía eco de la alerta citando “fuentes americanas y de otros países”. “Desde el principio de las operaciones, hemos visto que la situación en Kabul es muy caótica y peligrosa”, admitió en una comparecencia.

Por su lado, los talibán exhortaban a los afganos a abandonar el lugar. En las últimas horas se han comprometido a permitir la salida en vuelos civiles de afganos con documentación una vez pasado el 31 de agosto.

Con todo, siguen impidiendo que ciudadanos de Afganistán puedan acceder al aeropuerto y han cortado las carreteras que llevan al lugar. Sólo permiten pasar a los extranjeros.

El mayor riesgo es Estado Islámico

Así las cosas, una vez que los talibán hayan asumido todo el poder, el mayor peligro para Afganistán y Occidente viene de Estado Islámico. En el país centroasiático se autodenomina Estado Islámico Provincia de Jorasán.

Su objetivo es imponer un estricto régimen de la ley islámica o sharia. Son incluso más extremistas con los talibán, a quienes consideran herejes y a quienes criticaron por el acuerdo de paz con Estados Unidos.

Precisamente, se sospecha que la amenaza de un inminente ataque terrorista provenía de esta facción yihadista. Pese a las derrotas militares y la detención de algunos de sus líderes, continúan perpetrando atentados, incluso en Kabul. Sus objetivos son las autoridades locales y las fuerzas extranjeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.