El Palacio de Hielo de Madrid se convierte en una gigantesca morgue

El Palacio de Hielo de Madrid se convierte en una gigantesca morgue

El Palacio de Hielo será el lugar donde puedan albergarse los cuerpos de los fallecidos por el coronavirus hasta que las funerarias puedan hacerse cargo. Fuentes municipales han informado a Europa Press de esta cesión de la empresa concesionaria.

Se ha adoptado esta decisión “ante el aumento progresivo del número de fallecidos y la imposibilidad de las funerarias para poderlos enterrar en el plazo establecido”. Salud Pública se encargará del procedimiento de traslado se los cuerpos de los fallecidos.

Cuando la instalación esté preparada, la Comunidad de Madrid y la UME se encargarán del proceso operativo. La instalación supone una superficie de 1.800 cuadrados “habitualmente utilizada como recinto de ocio y campeonatos”.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, ha anunciado que la funeraria municipal no realizará su servicio para los fallecidos por coronavirus. Ello es debido a la carencia del material necesario, especialmente equipos de protección individual.

Del 1 al 15 de marzo, la empresa municipal de servicios funerarios se vio superada. En esos días se registró un “gran incremento”, ya que llegaron a sus instalaciones más de 300 fallecidos.

La Gerencia de Madrid Salud ha realizado un informe para justificar el despliegue de la morgue transitoria. “Ante la escasez de recursos para el depósito de cadáveres derivado de la situación generada, que implica un número importante de fallecimientos diarios, superior a los recursos de instalación disponibles en la ciudad de Madrid, se hace necesario disponer de instalaciones adicionales para poder gestionar el depósito y posterior traslado de cadáveres a destino final”.

De este modo, la pista de hielo del centro comercial pasará a ser depósito “provisional” de cadáveres. Las dimensiones de la pista son “suficientes” para “la situación de excepcionalidad del momento”.

El Palacio de Hielo se adaptará a las exigencias de Sanidad

Se seguirán las indicaciones del Ministerio de Sanidad respecto a la conservación y manejo de los restos de los fallecidos por el Covid-19. Por lo que se cumplirá la normativa relativa a situaciones de pandemia.

En una superficie de polimérico de unos 2-3 centímetros de espesor se depositarán los féretros. El espesor de 2-3 centímetros evitará que estén en contacto con el hielo de la pista.

Las instalaciones servirán además de almacén de féretros, donde estarán los fallecidos identificados debidamente. De este modo se garantiza el adecuado tratamiento de los cadáveres.

Según se especifica en el documento, cuando se haya recogido el cadáver en el féretro identificado, se llevará al depósito provisional. Allí se colocarán por sectores, hasta la salida definitiva.

El informa añade que por un único acceso entrarán y saldrán los féretros hasta la pista de hielo.

Una vez ha logrado la aprobación de la Dirección General de Salud Pública, el Ejecutivo madrileño ha comenzado a adaptar las instalaciones. El Palacio de Hielo acogerá los cadáveres de los fallecidos por Covid-19 debido al colapso de los servicios funerarios municipales.

El Palacio de Hielo cumple con las condiciones para que sus instalaciones desempeñen esa función. La actividad comenzará en pocas horas. “Se trata de una medida temporal y extraordinaria encaminada, fundamentalmente, a mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y la situación que se registra en los hospitales madrileños”.

El Ejército ayudará en el traslado de cadáveres, tal como acordaron, el pasado viernes, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *