Países en guerra actualmente: el reino de la muerte

Países en guerra actualmente: el reino de la muerte

Numerosos conflictos armados mantienen a países en guerra a pesar de estar ya bien iniciado el siglo XXI. África y Oriente Medio concentran la mayoría. No obstante, también hay guerras en Europa y Asia Central.

Así, nos encontramos con seis conflictos que han provocado el mayor número de desplazamientos forzosos y víctimas.

Yemen es uno de esos países en guerra en el que desarrolla uno de los más cruentos conflictos. Además, ha provocado una de las peores crisis humanitarias en el mundo.

Lleva cinco años de guerra desde que Arabia Saudí, a la cabeza de un grupo de aliados, decidió desestabilizar el frágil equilibrio del país más pobre de la Tierra.

El 80% de su población necesita ayuda humanitaria para sobrevivir por el colapso de la economía, la inseguridad alimentaria y el desplome de los servicios públicos básicos.

Tal es así que Naciones Unidas ha advertido de que la de Yemen puede ser la peor hambruna de los últimos cien años. De hecho, el 53% de la población no tiene qué llevarse a la boca y más de millón y medio de niños sufren desnutrición aguda. Según ACNUR, en 2018 hubo ya más de 260.000 desplazados internos.

Por otro lado, la guerra civil en Irak también provocó en 2018 el desplazamiento de 1,8 millones de personas, el 53% de ellos, niños. Fue a finales de 2017 cuando se produjo el punto álgido del conflicto.

Entonces, las fuerzas gubernamentales lanzaron una ofensiva para recuperar Mosul. Ahora, Irak no está del todo pacificado y muchos siguen sin regresar a sus hogares, aunque 945.000 ya volvieron a sus casas.

Siria es uno de los países en guerra con mayor duración

Una de las guerras más duraderas es la de Siria. Es, también, la que mayor número de desplazados ha provocado, hasta 6,1 millones. De hecho, 5,6 millones de ellos son refugiados en otros países de la región.

Turquía es el que más acoge: 3,6 millones de personas tuvieron que huir de sus hogares a este país fronterizo.

Asimismo, Sudán del Sur sufre desde su independencia en 2011 más años en guerra que en paz. Desde 2013, millones de personas se encuentran en la miseria debido, no sólo al conflicto, sino también al subdesarrollo económico crónico.

Así, el 65% de los desplazados son menores de 18 años. En la actualidad hay 4,2 millones de personas desplazadas internas, refugiadas y solicitantes de asilo.

El problema se agrava porque los países de acogida también tienen importantes dificultades económicas. Tampoco disponen de la infraestructura necesaria para aportar una acogida adecuada.

Décadas de guerra en Somalia

Por su lado, Somalia es otro de los países en guerra desde hace décadas. Lleva en guerra civil desde los años 90 del siglo XX y es uno de los claros ejemplos de Estado fallido.

El Gobierno central no controla la mayor parte del país. Sin embargo, en los últimos años ha conseguido recuperar cierta influencia en el sur gracias a una ofensiva respaldada por la Unión Africana.

Pero no sólo el conflicto armado afecta. También el cambio climático, que ha llevado a más de dos millones de personas a huir a causa de la sequía y las inundaciones. La población desplazada ya suma 2,6 millones de personas.

Por último, el sexto de los países en guerra que más tiempo y violencia sufre por el conflicto es Afganistán. Desde los años 70 del pasado siglo se suceden las guerras y la violencia política.

En 1989 abandonaron el país las tropas soviéticas, originando una nueva guerra civil que provocó la intervención de la ONU en 2001. Las constantes luchas contra los rebeldes, los talibanes sobre todo, ha generado más de 5,1 de desplazados.

Pero hay más: Camerún, Sáhara Occidental, República Centroafricana, Etiopía, Mozambique…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.