Pagar en rublos el gas ruso viola las sanciones de la UE

Pagar en rublos el gas ruso viola las sanciones de la UE

Vladimir Putin, presidente de Rusia, ordenó la modificación unilateral de los contratos de suministro de gas ruso para obligar a pagarlos en rublos.

No sólo invade un país soberano como Ucrania, sino que chantajea a los países y empresas que dependen de ese gas.

Amenazó con cortar el suministro a quien se negara a pagar en rublos. Una medida desesperada ante la asfixia, aunque la niegue, que sufre para financiar su guerra.

Esta semana ha decidido cortar el suministro de gas ruso a Polonia y Bulgaria precisamente porque estos países se han negado a pagar en rublos.

De hecho, todos los miembros de la Unión Europea están obligados a pagar según se establece en los contratos, es decir, en dólares o euros.

Las sanciones impiden que el chantajista Putin cambie esos capitales y los convierta en rublos. De este modo, crece la presión para evitar que pueda seguir financiando su guerra.

Cabe recordar que el pasado 11 de abril la compañía estatal Russian Railways fue la primera empresa rusa en entrar en default. Es decir, no pudo afrontar el pago de su deuda.

Lo de chantajista no lo decimos nosotros, que también, sino que lo dice Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Este miércoles advirtió a las empresas que compran gas ruso de que, si ceden al “chantaje” de Putin y pagan en rublos, violan las sanciones.

No se contempla que el gas ruso se pague en rublos

Explicó que no hay razón para hacerlo porque no se contempla en los contratos. Así lo ha trasladado después de conocerse que Moscú cortará el suministro de gas a Polonia y Bulgaria.

De este modo, afirmó que este desafío tendrá una respuesta “inmediata, unida y coordinada” por parte del bloque comunitario.

A su vez, señaló que Bruselas trabaja “intensamente” en el próximo paquete de sanciones, aunque no precisó cuáles serán ni la fecha.

Von der Leyen destacó que “la petición por parte de Rusia de pagar en rublos es una decisión unilateral y no responde a los contratos”.

Además, apuntó que un 97% de los contratos de gas ruso establece “explícitamente” el pago en euros o dólares. Al tiempo, alertó acerca de que aceptar pagar en la divisa rusa tiene “un alto riesgo para las compañías”.

Por otro lado, la jefa del Ejecutivo comunitario tildó de “provocación” la decisión de cortar el suministro de gas a Polonia y Bulgaria.

No obstante, señaló, “no sorprende” a la UE que Putin quiera usar los combustibles fósiles para chantajear al bloque.

Pese a ello, ambos países reciben ya gas de “sus vecinos europeos”, lo que demuestra la “solidaridad” ante posibles nuevas interrupciones de suministro de gas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.