El Padre Ángel ofrece agua fría a los más necesitados

El Padre Ángel ofrece agua fría a los más necesitados

Campaña de emergencia la organizada por el Padre Ángel desde Mensajeros de la Paz para ofrecer agua fría a los más necesitados. No dudó en coger el teléfono y pedir a Mahou y Coca-Cola que donaran cientos de botellas del preciado líquido frente a la terrible ola de calor.

Éxito completo de su iniciativa. Él mismo lo narra. “La respuesta fue inmediata”, relató a La Razón. “De repente, han empezado a llegar mensajeros de Glovo con encargos de particulares que han hecho que los supermercados nos hicieran llegar agua”, cuenta.

“Esta semana un vaso de agua es tanto o más imprescindible que un bocata. Es verdad que Lucifer se está poniendo las botas, pero le estamos atacando con la mejor arma que tenemos y le vamos a enfriar”, dice satisfecho.

El Padre Ángel fue de los primeros en ponerse manos a la obra ante una ola que iba a mantener los termómetros por encima de los 40 grados. El puente de la Asunción se venía encima y él se acordó, de nuevo, de los llamados ‘sin techo’.

Recuerda cuando el temporal Filomena azotó especialmente Madrid. “Todos nos acordamos de aquellos que están pasándolo mal en la calle y buscamos la manera de hacerles llegar mantas y café caliente para sobrellevar la noche”, evoca. “Pero no tenemos esa misma conciencia frente al calor”, puntualiza. Y es que Madrid está medio vacía en estas fechas, pero “los pobres no se han ido ni se van a ir de vacaciones”.

Los voluntarios ayudan en la iglesia de San Antón, sede de Mensajeros de la Paz. Allí acuden los más desfavorecidos en busca de un poco de fresco. Al modo de un “hospital de campaña”, el Padre Ángel los recibe y entrega un pequeño refrigerio para aliviar el sofocante calor.

No es la primera ni la última iniciativa que este ‘misionero’ en su propia tierra lleva a cabo. Recientemente, desde el principio de la epidemia estuvo día a día ofreciendo refugio, pese a las restricciones.

A día de hoy, sigue. Y ya son muchos años los que lleva dando todo lo que puede y tiene a los más necesitados y vulnerables. El secreto de su ‘éxito’ es que no exige nada para él, sino para los últimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.