Pablo Casado sorprende y gana en avales para presidir el PP

Pablo Casado sorprende y gana en avales para presidir el PP

Recogió más de 5.000 en solo 48 horas.
Son siete ya los candidatos que se presentan para presidir el PP. Ayer fue día de entrega de avales. Así, uno a uno fueron entregando las firmas que respaldan sus candidaturas: Pablo Casado, más de 5.000, seguido de María Dolores de Cospedal, que entrega 3.336. Mucho más lejos está José Manuel García-Margallo, con unos 500 y José Ramón García Hernández, con más de los 100 obligatorios, como también consiguieron Elio Cabanes, nuevo en la lucha, y José Luis Bayo. De la cifra que respalda a Soraya Sáenz de Santamaría nada se sabe, solo que le sobran.
Casado dice que él no ha “pedido avales, yo no he forzado a que haya compañeros retratándose para poner su nombre”. “Somos la única candidatura que garantiza que el PP no se rompa. A todos los afiliados les queremos decir que se inscriban, tienen que hacerlo”, continuó, “antes del 25 para poder votar. Aquí no sobra nadie, pero hace falta que hay espacio para muchísima gente”.
Por su parte, María Dolores de Cospedal ha señalado que quiere “seguir defendiendo a los hombres y mujeres del PP”. “Esta es la candidatura de los militantes, de los afiliados, de los que trabajan todos los días en favor de sus vecinos y sus compatriotas”, agregó. “Siendo yo secretaria general”, continuó, “ha sido posible que los militantes tengan voz por primera vez en las elecciones del PP. Ser protagonista en doble manera de su participación, es un orgullo”.
A su vez, Soraya Sáenz de Santamaría ha asegurado que está “preparada para dirigir este partido y me siento preparada para presentarme frente al resto de partidos políticos y el conjunto de españoles de cara a las próximas elecciones generales”. “Hay que llamar a las cosas por su nombre y hablar con los españoles sin complejos”.
En un principio, a mayor cantidad de avales más posibilidades de ganar. Pero esto no siempre se cumple. El aval se pide personalmente y a la cara, lo que pone en un compromiso al emisor, mientras que el voto es secreto. Además no queda claro la obligación de estar al corriente de pago de las cuotas de afiliado para ser avalista, algo que sí es un requisito para votar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.