Oramas no quiere que Canarias sea Lesbos

Oramas no quiere que Canarias sea Lesbos

La situación que se vive en el Muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, ha llevado a que Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, criticara lo que está sucediendo. 2.301 migrantes permanecen hacinados, desde este miércoles, en esa zona del Puerto de Arguineguín.

Canarias “no se puede convertir en Lesbos, Lampedusa o Moira”, dijo Oramas en una entrevista en La hora de La 1. “No es una jaula”, añadió.

Así, comentó que a las seis de la mañana que había llamado José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz. El manifestó que por la noche “200 inmigrantes” fueron trasladados a Tenerife. Además, explicó la diputada canaria, “iban a embarcar en un barco a Huelva”.

Agregó que “por instrucciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la Delegación del Gobierno se lo han impedido”.

Que no se vean estas imágenes en el extranjero es prioritario para Oramas

Oramas lamenta la situación, “una tragedia humanitaria, un problema político y un problema, sobre todo, de imagen internacional”. En ese escenario, señaló que “necesitamos que Alemania, Reino Unido, que es de dónde vienen quince millones de turistas a Canarias, no vean en los informativos de todos los medios de comunicación” estas imágenes.

Por otra parte, defiende que se sigan realizando PCR a la llegada a la región para controlar la situación sanitaria. Además, pidió “hacer un plan de inmigrantes”. Se refirió, entonces, han elaborado por María Teresa Fernández de la Vega en 2006, cuando era la vicepresidente del Gobierno.

Mencionó que entonces “se hizo un puente aéreo donde un avión salía para Mauritania, otro para Senegal, otro para Marruecos, otro para Sevilla y otro para Barcelona”.

Críticas a Pablo Iglesias

En su opinión, la crisis migratoria se debe a la “crisis económica en Marruecos” y a “una situación de tensión política”. A su juicio, en ese sentido, “España y su Gobierno tienen que tener una posición neutral”.

Aludía a unas declaraciones de Pablo Iglesias reclamando la celebración de una consulta en el Sáhara. Lo acusó de instigar el conflicto. “No ayuda nada que un vicepresidente del Gobierno haya hecho unas declaraciones sobre el referéndum en el Sáhara”, señaló.

Siguiendo esa línea, Oramas abundó diciendo que “no puede ser que un vicepresidente, en medio de un conflicto, achuche y de un golpe al Gobierno marroquí, que tiene una situación muy importante para cortar los servicios de información de la Guardia Civil”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.