La OMS señala que el coronavirus no es de laboratorio, sino de origen animal

La OMS señala que el coronavirus no es de laboratorio, sino de origen animal

Tras un estudio de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a científicos chinos en Wuhan, se ha llegado a la conclusión de que el coronavirus no es de laboratorio, sino de origen animal.

No se conoce cuál. Asimismo, “no hay evidencia” de que haya habido transmisión antes de que se detectara en diciembre de 2019 en la capital de Hubei.

Expertos del Instituto de Virología de Wuhan también han participado en las investigaciones. Los miembros de la delegación de la OMS visitaron lugares como el mercado mayorista de mariscos de Huanan.

Aún no es posible fijar como llegó el virus de la Covid-19 a este mercado, pero afirman que ya circulaba por otros puntos de la ciudad en esas fechas. Pese a ello, los expertos rechazan que la propagación del virus se produjera antes de finales de 2019.

Lo que está claro es que se extendió “entre la gente que estaba, vivía, trabajaba y visitaba el mercado de Huanan durante” diciembre. Si saben los expertos que “hubo propagación entre los individuos que me estaban vinculados a este mercado”.

Así lo ha señalado Peter Ben Embarek, especialista en Seguridad Alimentaria y Enfermedades Animales de la OMS y presidente del equipo de investigación en Wuhan.

En ese sentido, asegura que algunos de los primeros casos ponen en evidencia que “probablemente se infectaron a principios de mes o finales de noviembre”. Por esa razón, destacó la necesidad de continuar con las investigaciones de los casos iniciales.

Con todo y con eso, no cambia lo que ya se sabía acerca del virus. “¿Cambiamos radicalmente la imagen que teníamos de antemano? Creo que no”, reconoce.

La hipótesis del laboratorio queda descartada

La OMS contempla varias hipótesis de cómo el virus saltó a los humanos. Una primera apunta al salto directo o desde un animal a un humano. Una segunda señala al murciélago pero a través de especies animales intermediarias.

Así, el salto se habría producido desde un segundo animal involucrado “potencialmente más cercano a los humanos en el que el virus se adapta fácilmente”.

Una tercera hipótesis se basa en la posibilidad de que productos congelados actuarán como superficie transmisión o vías de transmisión relacionadas con la alimentación. Si fuera así, el virus podría haber llegado a China desde otras zonas del mundo.

“Entre los productos más interesantes estaban los animales salvajes de granja congelados. Se sabe que algunas de estas especies son susceptibles a este tipo de virus”, detalló Embarek en la presentación de las conclusiones.

A ese respecto, la OMS cree necesario seguir investigando las poblaciones de murciélagos de fuera de China. Todo lo investigado hasta el momento o en cuevas de murciélagos de Wuhan y de otros lugares no ha sido concluyente.

En cualquiera los casos, tanto los expertos de la agencia de la ONU como los de China se inclinan por la transmisión desde animales. Más en concreto, murciélagos y pangolines.

“Los virus identificados de estos dos animales hasta ahora no son lo suficientemente similares” como para asegurar que son los reservorios. Podrían ser también los felinos por la susceptibilidad a la Covid-19 de visones y gatos.

Lo que sí se descarta es continuar la investigación de que el virus se originara en un laboratorio. “Es extremadamente improbable que explique la introducción del virus en la población humana. Por tanto, no es una hipótesis que implique futuros estudios para apoyar nuestro trabajo de comprensión del origen del virus”, explicó.

Los programas de control son muy estrictos

En ese sentido, Embarek señaló que se ha hablado con los gerentes de laboratorios de la región para conocer sus auditorías y programas de control. De hecho examinaron el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan “y era muy improbable que algo pudiera escaparse de un lugar así”, sostuvo.

Es cierto que los accidentes de laboratorio son “posibles”, aunque también son “extremadamente raros”. “Tenemos muchos ejemplos de muchos países del mundo de accidentes pasados, así que por supuesto no es imposible, ocurre de vez en cuando”.

Recordó, no obstante, que “la idea” de que el virus lo creó el hombre “fue refutada por toda la comunidad científica”. “Puede haber una fuga del virus del laboratorio, pero debería ser una fuga de un virus existente o conocido. En ningún laboratorio de Wuhan existe el virus SARS-CoV-2. Si no existe este virus, no hay forma de que se filtre este virus”, defendió Liang Wannian, de la parte china.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.