Ómicron estaba ya en Europa antes que en Sudáfrica

Ómicron estaba en Europa antes que en Sudáfrica

La variante ómicron del coronavirus se detectó en Europa días antes de que Sudáfrica alertara de ella por primera vez el viernes 26 de noviembre.

Lo han confirmado los servicios sanitarios de Países Bajos al descubrir en una secuenciación del virus a presencia de esta variante en muestras previas.

En concreto, en dos muestras de extraídas el 19 y el 23 de noviembre. Inicialmente, el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Países Bajos notificó casos de ómicron el pasado fin de semana. Se trataba de casos de pasajeros procedentes del país africano.

Sin embargo, un nuevo análisis posterior de las muestras de días antes permitió confirmar contagios parecidos en los dos casos mencionados.

Así, se constata que la nueva variante ya circulaba por Europa antes de que se diera la alerta. Asimismo, antes de que los países europeos adoptaran medidas restrictivas a los vuelos procedentes de Sudáfrica.

De hecho, podría explicar en parte el gran repunte de casos en varios países europeos, incluso en España.

Dicho esto, las autoridades sanitarias holandesas no han aclarado si esos dos pacientes habían viajado al país africano. En todo caso, ya se han activado los protocolos para el rastreo a los contactos de estos pacientes. De este modo, se podrá determinar si el virus se estaba ya expandiendo por Europa.

En España, se detectó un primer caso el pasado domingo en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Por otro lado, la Unión Europea, y España, han restringido vuelos procedentes del cono sur de África. Afecta a los pasajeros que vengan de Botsuana, Eswatini, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue.

Estas medidas entran en vigor este jueves y supone que los viajeros deberán presentar una PCR negativa y el certificado Covid.

Además, se unen a las que están vigentes desde el lunes que obliga a los pasajeros procedentes de estos países a guardar cuarentena de diez días.

Por otro lado, cabe recordar que, según informó Emer Cooke, directora de la Agencia Europea del Medicamento, se tardará “entre tres y cuatro meses” en contar con la adaptación de la vacuna contra la variante ómicron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.