La ola de calor habría causado 360 muertes en seis días

La ola de calor habría causado 360 muertes en seis días

La ola de calor que se ha instalado en España desde el 10 de julio podría ser la responsable de la muerte de hasta 360 personas en seis días.

Así lo ha comunicado el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad. Ha contabilizado esa cifra de fallecimientos que se pueden atribuir a las altas temperaturas que se registraron entre el 10 y el 15 de julio.

De hecho, los últimos datos de la estadística de Monitorización de la mortalidad diaria por exceso de temperatura son del viernes 15. Sólo en esa jornada, se habrían producido 123 muertes.

Concretamente, según el ISCIII, el 10 de julio, primer día de la ola de calor, habrían perdido la vida debido a altas temperaturas 15 personas.

A partir de ahí, las cifras van al alza, ya que al día siguiente fueron 28 las muertes registradas atribuibles al exceso de temperatura.

Además, el martes 12 de julio se habrían producido 41 fallecimientos por las mismas causas, y el miércoles, otras 60 personas perdieron la vida.

Las peores jornadas fueron el jueves y el viernes, cuando se produjeron los picos de temperatura. De hecho, en algunas localidades se alcanzaron valores de hasta 44 ó 45 grados.

Son los casos de los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. Pero también se alcanzaron los 42°C en el valle del Miño y los 41 el valle del Ebro y en la zona centro. Así, 93 personas fallecieron el jueves y 123 este viernes.

Hasta principios de la semana que viene continuará la ola de calor

Ante este escenario, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior mantiene la alerta por ola de calor. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que las temperaturas extremas continuarán hasta el principio de la próxima semana.

Tal es así que en zonas de Zaragoza, Cantabria, Badajoz, Navarra y La Rioja sigue activado el aviso por riesgo extremo. Asimismo, las alertas de nivel naranja por altas temperaturas continuarán en el territorio peninsular.

La previsión es que este domingo no habrá zonas con aviso rojo. En cambio, la ola de calor continuará afectando a prácticamente toda la Península y Baleares.

De ahí que Protección Civil recomiende no exponerse al sol y mantenerse en lugares bien ventilados. Igualmente, ingerir comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, además de beber con frecuencia agua o líquidos.

Asimismo, es mejor vestirse con ropa clara y cubrir la mayor parte posible de la piel y la cabeza. Se aconseja también evitar ejercicios físicos prolongados en las horas centrales.

Especial atención a las personas mayores y enfermas y aquellas que viven solas o aisladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.