Núñez Feijóo no irá a la toma de posesión de Mañueco

Núñez Feijóo no irá a la toma de posesión de Mañueco

El próximo 19 de abril, Alfonso Fernández Mañueco tomará posesión de su cargo como presidente de Castilla y León, pero Alberto Núñez Feijóo, líder del PP, no acudirá al acto.

Su ausencia se debe a las reuniones que el presidente popular mantendrá con los agentes sociales a lo largo de ese martes. Una razón de peso que también le sirve para excusarse a un acto en el que tendría que encontrarse con Santiago Abascal, líder de Vox.

Cabe recordar que el partido de ultraderecha entra en el Gobierno de Castilla y León, una decisión que se tomó al margen de Núñez Feijóo. Todavía no era presidente de la formación conservadora, aunque cuando se formalizó el pacto ya sí lo era.

Así, al acto de la toma de posesión de Mañueco como jefe del Ejecutivo castellanoleonés asistirá Cuca Gamarra, secretaria general del PP, según fuentes populares.

Apuntan, además, que Núñez Feijóo no ha podido fijar las reuniones con los agentes sociales el lunes o el miércoles por motivos de agenda.

Asimismo, recuerdan que “desde su elección como presidente del PP”, ha pedido al Gobierno medidas inmediatas por los “efectos” de una “inflación histórica”.

“Al mismo tiempo, ha instado a aprobar reformas fiscales y laborales que despejen las incertidumbres económicas que amenazan a España desde hace varios años”, añaden.

La toma de posesión de Mañueco provocaba una situación, aparentan, incómoda al PP, ya que ha permitido que la ultraderecha entre en un Ejecutivo.

Mientras que en el resto de los países socios de la Unión Europea han puesto un ‘cordón sanitario’ a la extrema derecha, en España el PP forma un Gobierno de coalición.

1 thought on “Núñez Feijóo no irá a la toma de posesión de Mañueco”

  1. Ya no queda duda de que el pacto PP-VOX en CyL se ha convertido en un «laboratorio» en donde se van a probar distintas posibilidades que nos afectarán en el futuro.

    Por un lado el PP trató de evitar la repetición de las elecciones o al menos poder situarlas en otro momento más propicio para ellos y menos para VOX. No olvidemos que la llave de la convocatoria es una prerrogativa del Presidente.

    A su vez para el PP es un experimento para comprobar cuál es el comportamiento de VOX una vez en el poder, de cara a posibles pactos post electorales tanto a nivel autonómico como del Estado.

    Para VOX es una prueba en doble sentido, blanquear su presencia en órganos de gobierno y hacer ver al PP que se le necesita si quiere llegar al poder, especialmente a nivel del Estado.

    El PSOE ensaya como puede afectar en los votantes de centro y derecha moderada el acuerdo entre VOX y PP, y debe entender que ese pacto restara votantes al PP, especialmente de los provenientes de Cs. Si no ha sido ese el pensamiento interno del PSOE, es difícil de entender que en busca de ese cordón democrático ( sanitario) no haya llegado a ofrecer al PP la formación de un gobierno de coalición en CyL tratando de evitar la entrada de la extrema derecha en el gobierno y demostrando hasta dónde está dispuesto a llegar para que VOX no acceda a gobierno alguno. Estoy convencido de que ese ofrecimiento hubiera dejado al PP en una posición extraordinariamente complicada y de elegir, éste, a la extrema derecha, el PSOE tendría fuertes argumentos en próximas convocatorias electorales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.