De nuevo el FMI advierte de la sobrevaloración de los activos financieros

Alerta de que las valoraciones de los activos financieros están siendo “excesivas”.

Hay satisfacción en el Fondo Monetario Internacional (FMI) por las perspectivas de la economía internacional para este año y el que viene, pero advierte de muchos riesgos derivados del sector financiero. Según este organismo, la expansión monetaria continua, necesaria para incentivar la actividad y la inflación tras la crisis, también provoca “aumentos del valor de los activos financieros y del nivel de apalancamiento”.
Los riesgos para la estabilidad financiera se están trasladando del sistema bancario hacia los sectores de mercado y no bancarios del sistema financiero y advierte que “las políticas monetarias deberán ir normalizándose, pero manteniendo un delicado equilibrio, a modo de evitar una mayor acumulación de riesgos financieros fuera del sector bancario y de resolver las dificultades heredadas que aún subsisten”. Se es consciente de que las políticas monetarias acomodaticios continuarán ante la lentitud de la recuperación y deja evidente su incapacidad para acertar con la solución. Reconoce que un ritmo de normalización de las políticas monetarias demasiado acelerado perjudicaría la recuperación. “Las políticas monetarias heterodoxas y la expansión cuantitativa han obligado a realizar ajustes importantes en las carteras del sector privado y a escala internacional, lo que explica por qué el ajuste de los mercados financieros ha sido mucho menos previsible que en ciclos anteriores”, explica el Fondo. Sin embargo, también recalca que un prolongado estímulo monetario “podría provocar una acumulación de más excesos financieros. A medida que se intensifica la búsqueda de rendimiento, las vulnerabilidades están trasladándose al sector no bancario, y están aumentando los riesgos de mercado”.
La institución dice que hay demasiado dinero en busca de muy pocos activos rentables: menos del 5% (1,8 billones de dólares) del stock actual de activos de renta fija con grado de inversión en el mundo ofrece un rendimiento superior al 4%, frente a un 80% (15,8 billones de dólares) antes de la crisis. Según el FMI, “las valoraciones de los activos financieros están tornándose excesivas en algunos mercados, en la medida que los inversores se ven obligados a salir de sus hábitats naturales de riesgo y aceptar riesgos de crédito y de liquidez más altos a cambio de mejores rentabilidades”.
El endeudamiento entre las principales economías mundiales está creciendo de tal manera que “el apalancamiento en el sector no financiero es hoy más alto que antes de la crisis financiera mundial, lo que hace que sea más vulnerable a las variaciones de las tasas de interés”. Según el Fondo, “en algunos países y sectores, los prestatarios más débiles están llegando al límite de su capacidad de servicio de la deuda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.